Daniel Barenboim y Manuel Chaves, tras la reunión ayer en Sevilla. Rocío Ruz

«En Andalucía convivieron las tres religiones en paz»

Daniel Barenboim aceptó ayer la propuesta del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, realizada en colaboración con la Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo, para celebrar en Sevilla la tercera edición del taller-escuela «West Eastern Divan» -en el que participan músicos árabes , israelíes, magrebíes y andaluces-. El encuentro, que se celebrará entre el 8 de agosto y el 1 de septiembre, culminará con tres conciertos.

ANDRÉS GONZÁLEZ-BARBA
Actualizado:

SEVILLA. El origen de este encuentro musical hay que situarlo en la ciudad alemana de Weimar, que fue la primera sede de este taller, en el año 1999, seguido por Chicago, el pasado verano. El objetivo de este proyecto, creado conjuntamente por el director y pianista argentino-israelí Daniel Barenboim -director musical de la Orquesta Sinfónica de Chicago y director artístico de la Staatsoper de Berlín- y el intelectual palestino y afincado en Estados Unidos Edward Said, era lograr un taller como encuentro de las culturas árabe-israelí en un entorno pacífico.

En una rueda de prensa celebrada tras el encuentro entre el director de orquesta y el presidente de la Junta de Andalucía, Barenboim destacó la importancia de que Andalucía acoja un taller de estas características ya que «es el sitio más adecuado ya que es el único lugar en donde las tres religiones vivieron en paz y en cooperación durante muchos años».

Magrebíes y andaluces

El encuentro, que se desarrollará entre el 8 de agosto y el 1 de septiembre, iniciará sus jornadas de trabajo en la Residencia Lantana de la localidad sevillana de Pilas, aunque el director israelí no se incorporará hasta la última semana de trabajo. Como ha ocurrido en las anteriores ediciones, hasta Sevilla viajarán jóvenes músicos de Israel y de Oriente Próximo, a los que se sumarán también músicos magrebíes y andaluces. Asimismo se contará con la colaboración de la Orquesta Joven de Andalucía, que dirige Michael Thomas. Las clases serán impartidas por músicos cercanos al círculo de Barenboim. Entre los espacios que acojerán este taller, estará el Pabellón de Hassan II, sede de la Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo.

Las sesiones de trabajo realizadas durante casi un mes culminarán con la celebración de tres conciertos. El primero, que servirá de prueba, se realizará en la localidad malagueña de Ronda. En la última semana de trabajo, en la que ya estará presente Barenboim, Sevilla acojerá los otros dos conciertos: uno, multitudinario, en el Teatro de la Maestranza, en el que actuará la orquesta sinfónica formada por los jóvenes músicos, y otro concierto de cámara, para un aforo más reducido de unas 200 personas, que se celebrará al día siguiente en el Real Alcázar. La iniciativa andaluza nació con la intención de reivindicar la «cultura por la paz», una muestra de convivencia cuya repercusión a nivel internacional fortalecería el papel de Andalucía como lugar de encuentro entre pueblos y culturas del Mediterráneo.

Música conciliadora

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, subrayó ayer la importancia de esta experencia «que puede colaborar a ayudar en el problema árabe-israelí, en la medida de que se puede eliminar la resistencia y crear una red humana a través de la música». Igualmente, Chaves destacó el papel desempeñado en este encuentro por la Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo, una institución orientada a favorecer los vínculos culturales y sociales de las tres religiones en Andalucía.