Amaia Romero, ayer en Madrid
Amaia Romero, ayer en Madrid - Efe

Amaia Romero: «He sentido bastante presión haciendo mi primer disco»

La artista navarra publicó ayer su álbum de debut «Pero no pasa nada», un trabajo de pop clásico con tintes folk, bello y equilibrado

MadridActualizado:

Hemos pasado meses y meses hablando sobre el primer disco de Amaia, especulando con qué dirían sus letras y cómo serían sus melodías. Es el álbum que más expectación ha desatado en el pop español en los últimos años (con permiso de ya saben quién), y por fin, la espera ha terminado. «Pero no pasa nada» llegó ayer a las plataformas de streaming para alivio de su autora, que ha tenido que echarle una paciencia infinita hasta verlo volar libre.

—Al escuchar el disco, se nota muchísimo la calma con la que lo ha hecho. ¿No le metían prisa?

—Sí, sí que me metían prisa. He notado bastante presión. En la gente... en todo un poco. Pero sí tenía la libertad para hacerlo como quisiera. No han sido prisas que hayan hecho que la cosa pudiera salir mal. Todos hemos sido bastante conscientes de que lo mejor era darme libertad, y me la han dado.

—Es también un disco muy equilibrado, en lo musical y lo emocional.

—Se lo agradezco especialmente, porque mi principal miedo es que me quedase un disco monótono. Pero ahora al escucharlo entero pienso lo mismo. El orden de las canciones también está muy bien elegido. Estoy muy contenta, esa es la verdad.

—¿Se ha quedado con ganas de hacer algo más en el disco?

—Yo quería que no tuviese muchas canciones, y que hubiera diez me parecía un número muy redondo. Pero claro, tenía más de diez, y hay algunas canciones que se han quedado fuera, y ahora me está dando mucha pena. Ojalá pueda sacarlas más adelante.

—¿Tiene una favorita del disco?

—Tengo un Top 3, que es «Quiero que vengas», «Quedará en nuestra mente» y «El relámpago». Bueno, tendría que decir cuatro para incluir «Nuevo verano».

—¿Hay alguna letra más descarnada que las demás, alguna que le emocione especialmente cantar?

—La que más me emociona es «Quedará en nuestra mente». Es muy sencilla, pero muy literal. Cuando escribo letras no me salen cosas complejas, sólo frases sencillas, como si estuviera hablando con alguien. Eso me emociona más, porque es como más sincero.

—En estos meses ha lanzado algunas pistas sobre cómo sería el disco en lo musical y lo estético, como aquella foto misteriosa pintada de azul. ¿Eran estrategias de marketing decididas en despachos?

—Eso lo decidía yo sola, por diversión. Me apeteció subir aquella foto sin más, no lo hacía como estrategia. Creo que le dan demasiadas vueltas a las cosas (risas).

—Empezó a grabar el disco con Refree, y luego cambió de productor. ¿Por qué?

—Con Refree hice «Un nuevo lugar», pero después el disco empezó a tomar direcciones muy distintas. Lo terminé conSantiago Motorizado de manera natural, se encauzó así.

—Ahora que empieza la gira, ¿le preocupa la reventa?

—Se ha montado un buen lío con las entradas de Rosalía, ¿no? Me preocupa, pero hasta hace poco no sabía de la existencia de ese problema. Como va a ser mi primera gira...