Alejandro Sanz, durante un concierto en 2017
Alejandro Sanz, durante un concierto en 2017 - De San Bernanrdo

Alejandro Sanz cumple 50 años: su vida en 10 canciones

Repasamos los temas más importantes en la carrera del cantante español de mayor éxito en el mundo

Actualizado:

Más de 25 millones de discos vendidos en todo el mundo, 20 Latin Grammy y otros 3 globales, y el fervor apasionado de unos fans que han agotado ya las entradas de los estadios donde presentará su nuevo disco avalan el éxito absoluto de la carrera de Alejandro Sanz. El cantante madrileño-gaditano cumple 50 años este martes 18 de diciembre, y lo celebramos recordando diez de las canciones que le han llevado hasta aquí.

12345678910
  1. «Pisando fuerte»

    Este es posiblemente el primer hit que todos recordamos de Alejandro Sanz. Estaba incluido en «Viviendo deprisa» (1991) el primer álbum que firmó con su nombre, tras debutar como Alejandro Magno en 1989 con «Los chulos son pa' cuidarlos». Con ese estribillo de pasión desatada, «Pisando fuerte» marcó el despegue de una carrera fulgurante.

  2. «Si tú me miras»

    En 1993 Alejandro Sanz lanzó su segundo disco (el tercero si contamos el debut como Alejandro Magno), y aunque no tuvo tanto éxito como «Viviendo deprisa», sirvió para consolidar y madurar la carrera del cantante gracias a temas como el titular, aún muy queridos por su hinchada.

  3. «Corazón Partío»

    El propio Alejandro Sanz explicó en una entrevista reciente con ABC el origen de esta canción, que se convirtió en su buque insignia durante los primeros años de su trayectoria y ayudó a que el disco «Más» (1997) se convirtiese en el más vendido de la historia del pop español. «Cuando yo empecé, hubo gente que me aconsejó que no dijera que me gustaba el flamenco, porque no se llevaba, y que quedaba mal decirlo porque era como algo pestilente. Y que fuera a clases de dicción para que no se notara que era andaluz... Mi respuesta fue hacer "Corazón Partío"».

  4. «El alma al aire»

    Esta canción dio título al disco «El alma al aire» (2000), donde ya encontramos al Alejandro Sanz de las grandes superproducciones al que ahora estamos acostumbrados. Sólo hay que ver el nivel audiovisual de su videoclip para corroborarlo.

  5. «No es lo mismo»

    Su séptimo álbum de estudio fue producido por el propio Alejandro Sanz, y se lanzó en septiembre de 2003 con el tema homónimo como single principal. Inolvidable el estribillo: «Vale, que a lo mejor me lo merezco / Bueno, pero mi voz no te la vendo / Puerta, y lo que opinen de nosotros... / Léeme lo labios, yo no estoy en venta». Tres años después se lanzó una gran reedición con extras.

  6. «Te lo agradezco pero no»

    Grabado en la casa de Alejandro en Miami, en las Bahamas, México, Madrid y en los estudios Abdala en Ciudad de la Habana, «El tren de los momentos» tuvo varios singles de enorme éxito, como este «Te lo agradezco pero no» junto a la colombiana Shakira.

  7. «Looking for Paradise»

    «Looking for Paradise» fue otra colaboración internacional de relumbrón en la carrera de Alejandro Sanz. En este caso fue con la estadounidense Alicia Keys, en esta canción incluida en el disco «Paraíso Express» de 2009.

  8. «La música no se toca»

    La canción titular del álbum «La música no se toca» (2012) es otra de las más recordadas de su repertorio.

  9. «A que no me dejas»

    La tarjeta de presentación del disco «Sirope» (2015) fue la balada orquestal «Un zombie a la intemperie», pero el single que se llevó el gato al agua en aquella ocasión fue «A que no me dejas».

  10. «No tengo nada»

    El esperadísimo nuevo single de Alejandro Sanz parece haber cumplido las expectativas y ya es todo un éxito en internet. Él mismo explicó recientemente en ABC cómo la escribió: «Tiene una lírica muy sencilla, con metáforas muy sencillas. No retuerzo nada para dar con algo muy complicado, sino todo lo contrario. En los arreglos igual. Tenemos a la Orquesta de Praga tocando de una forma increíble, pero pasada por un filtro para que parezca chiquitita. Tiene la grandilocuencia de una de las mejores orquestas del mundo, pero con toda esa simplicidad. Con todo eso intento describir una emoción compleja. Es como lo que intenta todo pintor, poder explicar todo con un solo trazo».