Aitana: «He madurado, antes de entrar en OT era mucho más niña»

La cantante presenta su nuevo trabajo «Spoiler» y presenta su gira nacional

MADRIDActualizado:

Aitana Ocaña no ha perdido ni un ápice de espontaneidad desde que salió de la academia de Operación Triunfo 2017. Suelta lo que se le pasa por la cabeza con la frescura y naturalidad que destilan sus insultantes 19 años. Aunque «los lunes de Juego de Tronos» Twitter ardía con la serie, dice que no le han hecho ningún spoiler verdaderamente fuerte porque, de ser así, se acordaría. Aitana siempre ha sido más de adelantar a sus amigos lo que va a pasar en series y películas, y su nuevo disco va un poco de eso: en «Spoiler», su último sencillo, habla de lo que le ha pasado durante este año y medio, de su vida, de su verdad.

El pasado jueves, durante la presentación del disco y de anunciar las fechas de su próxima gira, «Play tour», Aitana contó que poco a poco está «evolucionando, como un Pokémon» y que una de las mejores decisiones que ha tomado a nivel personal fue la de mudarse a Madrid. «Desde que salí de OT no pasaba más de dos días en casa. Iba de un lado a otro con una maleta por armario y viviendo en un AVE. Necesitaba tener mi sitio, mi sofá, mi casa…», explicó. En Madrid ha establecido su base de operaciones aunque continúe viajando sin parar. Nunca pensó que se iría de casa de sus padres tan pronto, habla con ellos todos los días y su prima Olga trabaja ahora con ella. Ella es quien le hace tocar mare: «Es la que me lleva todo, me organiza y ayuda. Es un alivio, si estuviera sola otro gallo hubiera cantado».

No quiere pensar demasiado que ésta es la primera gira en solitario a la que se enfrenta. Unos días antes de comenzar, cumplirá 20 años. El año pasado Luis Cepeda -su compañero de OT, con quien mantuvo un efímero romance tras salir del concurso-, le organizó una cena sorpresa para celebrar sus 19. Esta vez, Aitana hará algo más íntimo: «No soy muy de celebrarlo a lo grande, me encantaría hacer una cena con mis amigos».

¿Cómo era la Aitana de antes de entrar en «OT» y la de ahora?

La de antes era mucho más niña, el cambio en este tiempo es la madurez. Mis ideas son las mismas, aunque algunas están en desarrollo porque vivo un aprendizaje continuo, sobre todo en esta nueva vida y esta profesión.

¿Tiene la sensación de haberse hecho mayor de golpe?

Estoy en el proceso de hacerme mayor, no de golpe, pero sí un poco de golpe. Todavía tengo rasgos de persona más inocente y pequeñita, porque no he vivido tanto y ahora en un año y medio he vivido más. En esas estoy, sí que creo que he madurado bastante.

¿Echa de menos ser una persona anónima?

Si lo echo de menos solo es por mi vida privada, pero la gente también lo está aceptando. Hoy he tenido una rueda de prensa y nadie me ha preguntado sobre mi vida personal y he flipado.

Que no le hayan preguntado por el actor Miguel Bernardeau, su pareja desde hace unos meses, tiene que ver con el hecho de que su aparición el jueves se centraba únicamente en su proyecto musical y ya se avanzó a los medios que Aitana no respondería a preguntas personales. Ella está muy feliz con el hijo de Ana Duato y del productor Miguel Ángel Bernardeau. Aunque su romance ya se conocía, no fue hasta hace un mes cuando Aitana publicó en Instagram su primer vídeo con él.

Aitana reconoce que es consciente de la responsabilidad que supone tener casi dos millones de seguidores en su cuenta de Instagram. «Intento no pensarlo a fondo porque si lo hiciera dejaría de ser yo misma». Tampoco quiere influenciar a nadie con sus opiniones personales y, por eso, prefiere no darlas: «Quiero que cada uno tenga su propio criterio, que es lo que estoy haciendo yo también».

El próximo 22 de junio arrancará la gira en Murcia. No sabe lo que ocurrirá en el futuro y, como con todo, no lo piensa. Su sueño sigue siendo el mismo: «Trabajar siempre de la música».