No es la primera vez que Adele tiene problemas con su garganta. En 2011 ya pasó por el quirófano - AFP

Adele cancela los dos conciertos de Wembley que podrían ser los últimos de su carrera

La cantante británica asegura en un mensaje en Twitter que sus cuerdas vocales no le permiten actuar

Había colgado el cartel de todo vendido en las cuatro actuaciones en Londres que, tal y como aseguró podrían ser las últimas de su carrera

MadridActualizado:

La cantante británica Adele ha cancelado por motivos de salud sus dos últimos conciertos en el estadio de Wembley de Londres. Estas actuaciones suponían el punto y final a la larga gira -123 citas previstas; 119 celebradas- con la que la artista ha recorrido el mundo, y apuntaba a un cierre con récord: cuatro conciertos consecutivos en el estadio más icónico de Reino Unido y alrededor de 100.000 espectadores por noche. Lleno completo en las cuarto fechas para un fin de gira en la que Adele ha demostrado que su música no solo está hecha para llenar salas y teatros.

Además de las cifras de vértigo del tour de la cantante, estas cuatro actuaciones en la ciudad londinense han estado rodeadas de la máxima expectación. Con su despedida en Wembley, la preocupación sobre el futuro de su carrera floreció entre sus seguidores debido a que desde Adele Live (2011), la gira que consolidó a la cantante como una de las grandes voces del momento, hasta su vuelta a las carreteras el pasado año con Adele Live 2016 sus fans tuvieron que esperar cinco años. Cinco años de silencio sin disco o gira a la vista.

«No sé si haré una gira de nuevo»

Fue la propia cantante la que silenció las especulaciones dando a entender que Adele Live 2016 podría ser su última gira. «Ir de gira es una experiencia peculiar, no me sienta particularmente bien. Soy realmente de mi hogar y disfruto mucho de las cosas pequeñas. Además soy dramática y tengo una terrible historia de giras. ¡Hasta ahora es todo!. He hecho 119 shows y con estos últimos cuatro serán 123, ha sido difícil, pero una absoluta emoción y placer haberlos hecho», aseguró la intérprete de «Hello» tan solo un día antes de su sonada cancelación. «Quería que mis últimos shows fueran en Londres porque no sé si haré una gira de nuevo, así que quiero que mi última vez sea en casa. Gracias por venir, por su amor, su amabilidad. Recordaré esto el resto de mi vida», concluyó.

Sin embargo, el sueño de Adele no se llegó a realizar, una vez más, por sus problemas de garganta. Una dolencia que no le es extraña y por la que ya pasó por el quirófano en 2011. Así, la cantante se ha visto obligada a suspender las dos últimas noches frente al público de Wembley y ha pedido perdón en un emotivo mensaje en Twitter.

«Ni siquiera sé por donde empezar. Las dos últimas noches en Wembley han sido los más grandes y mejores shows de mi vida. Volver a casa después de tanto tiempo haciendo lo que nunca pensé que podría hacer me ha tenido flotando. Sin embargo, he tenido problemas vocales ambas noches. He tenido que forzar más de lo normal. Sentía que, constantemente, tenía que aclarar mi garganta, especialmente ayer por la noche», comenzaba el texto.

«Simplemente no puedo actuar este fin de semana. Decir que estoy destrozada sería innecesario. Ya he empezado a tomar medicinas para mi voz. He pensado en hacer el show del sábado pero es casi imposible que consiga terminar el set y yo no puedo desmoronarme frente a vosotros y salir del escenario de esa forma», continúa explicando la cantante.

«Siento decepcionaros. Sabéis que no tomaría esta decisión a la ligera. He hecho 121 conciertos y me quedaban dos. ¡Solo dos para terminar! ¿Quién coño cancela en Wembley? No conseguir este hito en mi carrera es algo que tengo rondando mi cabeza y desearía no escribir esto [...] Lo siento, estoy devastada. Perdonadme».