El cantante canadiense Shawn Mendes
El cantante canadiense Shawn Mendes - ap

El cantante Shawn Mendes llena su concierto de Madrid en tres minutos

Todas las entradas puestas a la venta para ver al joven canadiense en septiembre se agotaron casi nada más salir

Actualizado:

En lo que se tarda en leer un artículo (este mismo, por ejemplo), el joven cantante canadiense Shawn Mendes ha conseguido colocar el cartel de «no hay entradas» en el concierto que dará el próximo 12 de septiembre en el Teatro Monumental de Madrid.

En tres minutos todas las entradas disponibles para su concierto en la capital se acabaron. El camino que ha seguido hasta colocarse a ese nivel de fanatismo ha sido ligeramente diferente al del resto de artistas. Al igual que su compatriota, Justin Bieber, este canadiense nacido en 1998 (17 años), originario de Toronto e hijo de una inglesa y un portugués, se ha convertido en una de las revelaciones del año en el panorama pop gracias a las redes sociales, donde Shawn iba colgando versiones de canciones de artistas famosos.

One Direction, Ed Sheeran e inclusoLeonard Cohenson algunos de los cantantes y grupos de los que Mendes ha hecho sus versiones propias y, luego, subirlas a Internet. A pesar de que las cifras en todas sus redes son astronómicas, con cuatro millones de seguidores en Instagram, 3,9 en Twitter o 2,1 en Facebook, donde este chico explotó fue en Vine. En la red social de los vídeos cortos en bucle, Shawn Mendes cuenta con un auténtico ejército de más de 4 millones de fans.

El éxito alcanzado en Internet le dio el impulso necesario, tanto a él como a su discográfica, como para ofrecer su primer álbum, «Handwritten». El single principal del artista norteamericano, llamado «Life of The Party», entró de cabeza al número 1 de iTunes en Estados Unidos y Canadá. Más sorprendente aún los datos con el segundo hit del cantante, «Something Big», que le ayudó a colocarse el primero en América y el segundo en España en cuanto a ventas físicas en música se refiere.

A pesar de criarse en los suburbios de Toronto, Shawn Mendes está viviendo ahora mismo un sueño. Sueño que muchas otras veces, estrellas del estilo del que se ha convertido en miembro más joven del club del pop norteamericano, han desperdiciado por cuenta propia al dirigir su carrera hacia los excesos y los escándalos y a llenar portadas por sus borracheras más que por sus trabajos.