Jack Bruce, durante un concierto
Jack Bruce, durante un concierto - reuters

Jack Bruce: el rock pierde al bajista omnipotente de Cream

El músico escocés ha fallecido en Londres, alos 71 años, de una enfermedad hepática, según ha informado la familia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Habitualmente relegados a la ejecución de un fundamental papel secundario, casi siempre lejos de los focos, pocos bajistas del mundo del rock alcanzan la gloria gracias a su habilidad y personalidad con su instrumento. Entre todos ellos, destacaba sin duda el escocés Jack Bruce, quien, según informó su familia con un comunicado publicado en su página de internet, falleció ayer como consecuencia de una enfermedad hepática.

Aunque había recibido formación clásica en la Royal Scottish Academy of Music, el talento de Bruce se forjó, sobre todo, en el Londres del comienzo de la déada de los sesenta, donde contribuyó decisivamente a impulsar la pujante escena del rhythm and blues, militando en la banda de Alexis Corner, donde formó la base rítmica junto a Charlie Watts (posteriormente en los Rolling Stones), o en la Graham Bond Organisation, y tocando igualmente con otras luminarias del momento, como John Mayall o Manfred Mann.

La formación de Cream

Pero lo que le abrió definitivamente las puertas del olimpo del rock fue la formación de Cream, singularísima, poderosa e influyente banda que compartía con el guitarrista Eric Clapton y el baterista Ginger Baker. En el transcurso de apenas tres años, Cream supuso toda una revolución en el desarrollo del rock de la época. Formada por tres auténticos virtuosos de sus respectivos instrumentos, Cream fue una de las formaciones que lideraron el paso de la canción pop de tres minutos que había mandado durante la priera mitad de la década hacia una música más elaborada y compleja en la que los desarrollos instrumentales le recortaban protagonismo a las meodías.

La reputación sobre todo de Clapton, pero también de Baker y Bruce, hizo que el primer disco del grupo fuera recibido con magníficas críticas, alcanzando el número 6 en las listas británicas y logrando igualmente un notable éxito al otro lado del Atlántico.

Si aquel primer álbum estaba dominado por las versiones, Jack Bruce dio un paso al frente a partir del aún más aclamado «Disraeli Gears», haciéndose cargo de la composición de buena parte del material. Allí estaba su tema más popular, «Sunshine of your love», un clásico imbatible. Las malas relaciones entre Bruce y Baker acabaron con Cream. Bruce no volvió a conocer un éxito comercial semejante, pero su figura es leyenda, y su legado mayúsculo.