Las tres versiones de «La dama del armiño» descubiertas por el científico francés Pascal Cotte - Lumiere tecnologhy

Leonardo da Vinci pintó tres versiones de «La dama del armiño»

El sorprendente descubrimiento acerca de una de las pintura de arte más famosas del genio es obra de un investigador francés y arroja nuevas pistas acerca de las técnicas usadas por Da Vinci

Actualizado:

«La dama del armiño» es, sin duda, una de las pinturas más famosas de Leonardo Da Vinci. Realizada por el genio entre 1489 and 1490, su título ya avanza lo que hasta ahora se creía: que la obra contenía el animal desde el principio. Sin embargo, un estudio de un investigador francés acaba de desvelar que, en la primera versión, Leonardo no habría incluido el armiño.

Pascal Cotte ha pasado tres años usando tecnología de iluminación reflectante para examinar la obra de arte y ha llegado a la sorprendente conclusión de que Leonardo pintó un retrato sin el armiño y otras dos versiones diferentes incluyendo el animal.

La pintura representa a Cecilia Gallerani, una joven amante de Ludovico Sforza, duque de Milán, que fue el principal mecenas de Leonardo en los 18 años y que era conocido con el sobrenombre de «el armiño blanco».

Tras el descubrimiento, ya han salido a la luz nuevas teorías acerca de la obra, como que el armiño se introdujo más tarde en la pintura para simbolizar al amante de Gallerani y así agradar a su mecenas o que fue la misma joven la que solicitó al artista añadirlo más tarde para dejar clara su relación con el Duque ante la corte milanesa.

Pascal Cotte, co-fundador de Lumiére Tecnología en París, ha desarrollado una técnica llamada el método de amplificación capa (LAM). Funciona mediante la proyección de una serie de intensas luces encendidas a un trabajo, mientras que una cámara mide los reflejos. La información resultante ha permitido a Cotte analizar y reconstruir lo que ha sucedido entre las capas de pintura utilizadas en el lienzo.

«La técnica LAM nos da la capacidad de pelar la pintura como una cebolla, eliminar la superficie para ver lo que está sucediendo dentro y detrás de las diferentes capas», ha explicado el investigador a la BBC. «Hemos descubierto que Leonardo siempre está cambiando de idea. Se trata de alguien que duda, que borra y añade cosas, que cambia de opinión una y otra vez».

Martin Kemp, profesor emérito de la historia del arte en la Universidad de Oxford, ha descrito las estas revelaciones como «notable», y ha añadido: «Nos dice mucho más acerca de la forma en que la mente de Leonardo trabajaba cuando estaba haciendo una pintura. Sabemos que jugueteaba alrededor de una buena oferta en el comienzo, pero ahora también conocemos que jugaba todo el tiempo, lo que ayuda a explicar por qué tenía tanta dificultad para terminar las pinturas. Leonardo es infinitamente fascinante, así que conseguir esta visión íntima en su mente es emocionante».