Los espectadores podrán meter la cabeza en bidones llenos de agua para seguir el espectáculo
Los espectadores podrán meter la cabeza en bidones llenos de agua para seguir el espectáculo - operadhoy
día de la música

Una Tetralogía electrónica y con cerveza

OperadHoy presenta en los Teatros del Canal, los días 21 y 22, un mundo de niebla y electrónica para nueva versión del «Anillo del Nibelungo» de Wagner, realizada por Georg Nussbaumer

Actualizado:

Georg Nussbaumer transforma la tetralogía de Wagner «El anillo del Nibelungo» en un mundo de «niebla y electrónica» con músicos «trepando por los aires» y con «bidones llenos de agua» en los que los espectadores, cerveza en mano, podrán disfrutar de la partitura original que «cambió la sociedad».

«Si alguien tenía voluntad de cambiar la sociedad mediante una revolución cultural era Wagner», ha afirmado hoy en rueda de prensa Xavier Güell, director de Operadhoy, quien ha añadido que la tetralogía es un «glorioso viaje que marca nuestra condición de seres humanos.

Una versión diseñada para cuerdas y electrónica que será interpretada por Solistensemble Kaleidoskop, un conjunto alemán de diez instrumentistas que «treparan por los andamios» del escenario y participarán con el público, que formará «parte activa» del espectáculo.

«Es una de las producciones que más éxito ha tenido internacionalmente durante el bicentenario del nacimiento de Wagner (1813-1883)», ha destacado Güell que no ha dudado en destacar que «no seríamos los mismos» sin la tetralogía original, que considera «la obra de arte más completa y más radical de la historia».

Escuchar bajo el agua

«El anillo del Nibelungo» de 1876 está formada por cuatro óperas, «El oro del Rin», «La Valquiria», «Sigfrido» y «El ocaso de los dioses», partituras originales que podrán escuchar los asistentes solo si introducen la cabeza en bidones llenos de agua que estarán repartidos por la sala de los Teatros del Canal.

«Los espectadores entrarán en un lugar mágico de representación con niebla y electrónica, con símbolos que le van a desconcertar», ha apuntado Güell, que ha mencionado la importancia de la cerveza en este espectáculo, bebida que los asistentes podrán introducir en la sala y que simboliza «el trago del olvido».

El espectáculo será representando en los Teatros del Canal durante 11 horas el próximo 21 de junio y continuará el 22 con 5 horas.