Michael Jackson, primeras pistas de su disco inédito, «Xscape»
Michael Jackson tal y como aparece en la carátula de «Xscape» - abc

Michael Jackson, primeras pistas de su disco inédito, «Xscape»

ABC desvela su segundo álbum póstumo con nuevas canciones, que saldrá a la venta el 13 de mayo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El pasado 7 de abril tuvo lugar en Madrid una audición exclusiva, en los señoriales salones del Palacio de Fernán Núñez, del nuevo disco de Michael Jackson. Bajo una atmósfera solemne y fuertes medidas de seguridad −había que dejar los móviles o cualquier aparato electrónico en la puerta−, se fueron desgranando las ocho canciones que forman parte de «Xscape», que saldrá a la venta el próximo 13 de mayo.

Allí acudió ABC, bajo la promesa de no publicar nada hasta que el sello discográfico, Sony Music, levantara el embargo a la información. El secretismo llega a tal extremo que, aún hoy, cuando por fin se puede dar noticia de la escucha, ni siquiera podemos contar con los títulos de las canciones, excepto de la que da nombre al álbum. Así que nos tenemos que fiar de algunas filtraciones que han aparecido en internet.

Se trata del segundo álbum póstumo de temas inéditos de Michael Jackson, ya que grababa melodías, ideas, letras... a medida que se le ocurrían. Los herederos han firmado un contrato para dar a la compañía acceso ilimitado a todas sus grabaciones y nutrir de esta forma varios lanzamientos más. En esta ocasión, de dar forma a estos esbozos se ha encargado, principalmente, el productor Timbaland, actualizando el sonido clásico del astro norteamericano, y ofreciendo, por cierto, un acabado bastante más lucido que el ofrecido en el anterior lanzamiento, «Michael» (2010), en el que se notaba la premura por rentabilizar el fallecimiento de la estrella.

También han colaborado en el resultado final Rodney Jerkins, Stargate, Jerome «Jroc» Harmon y John McClain, y, en general, se puede hablar de una producción muy moderna para una voz que resulta atemporal. Michael Jackson, sin duda, deja claro que tenía muy buenas ideas, y un prodigioso sentido del ritmo y de su estilo, mezcla de funk y pop. El revestimiento de las canciones a veces es acertado y fresco y otras, sobrecargado en exceso.

1. «Love Never Felt So Good». Se trata de un medio tiempo, con violines y una base rítmica muy destacada. Recuerda al estilo de Barry White. Es decir, meloso pero con ritmo. Al igual que en otras canciones, se abusa un poco de los efectos de producción.

2. «Chicago». Otro medio tiempo en el que Michael Jackson dobla voces. Vuelve a sonar con fuerza la base rítmica, que suena un poco desconcertante. Hay momentos dulces que se combinan con momentos furiosos.

3. «Lovin' You». Continúa la sección rítmica en excesivo primer plano. Lo mejor, la propia aportación del Michael Jackson, con su voz en plenas facultades, con una intuición innata para el ritmo y la melodía. Una gran canción atemporal ha quedado sellada como muy contemporánea.

4. «A Place with No Name». El primer gran momento del disco. Las anteriores canciones provocaron el aplauso de los presentes en la audición, pero al finalizar esta se oyeron más sinceros y contundentes. La voz está muy bien acompañada. Nos encontramos con su faceta más pop, con un estribillo que se pega a la primera y que anima al baile.

5. «Slave to the Rhythm». Tiene un comienzo electrónico. Aquí damos paso a la faceta funk, con los clásicos cambios de ritmo, acelerones nerviosos y parones que él dominaba con chulería. Tras la canción anterior, sin embargo, suena un poco de paso, aunque resulta bailable. El ritmo viene marcado por sintetizadores, lo que quizás es lo más «curioso» de la canción.

6. «Do You Know Where Your Children Are». Extraños efectos robóticos mezclados con los típicos gritos agudos del cantante. También parece demasiado adornada, pero el tema va ganando a medida que pasan los segundos. El más «oscuro» del disco, sin concesiones al sentimentalismo.

7. «Blue Gangsta». La más extraña. La voz de Michael parece ir tanteando diversos caminos. Parece incluso que nos hablara desde el más allá.

8. «Xscape». El single, aunque todavía no se ha hecho público. Posee el sello clásico de su autor, quizás la que más. Incluso, al escucharla, a uno le viene enseguida la imagen de Michael Jackson bailándola. Por desgracia, es algo que podemos imaginar, pero que ya nunca veremos. Un gran tema.