Once iconos del rock para celebrar el 60 aniversario de la Fender Stratocaster
Jimi Hendrix - abc

Once iconos del rock para celebrar el 60 aniversario de la Fender Stratocaster

La legendaria guitarra ideada por Leo Fender en 1954 cumple seis décadas de vida y lo celebramos repasando algunos de sus más ilustres usuarios

Actualizado:

La legendaria guitarra ideada por Leo Fender en 1954 cumple seis décadas de vida y lo celebramos repasando algunos de sus más ilustres usuarios

1234567891011
  1. Jimi Hendrix

    Jimi Hendrix
    Jimi Hendrix - abc

    Les prendía fuego, se marcaba solos con los dientes y era capaz de exprimirlas de un modo que casi nadie ha conseguido repetir. Siempre invertida, con el clavijero mirando hacia abajo y esa zurda prodigiosa deslizándose sobre las pastillas, la Stratocaster se convirtió en santo y seña de Jimi Hendrix y éste la transformó en icono de una generación salvaje y atrevida. Una Stratocaster blanca era lo que llevaba colgando cuando subió al escenario de Woodstock en 1969 y una Stratocaster era también lo que quemó sobre el escenario en el Finsbury Astoria de Londres, pieza de museo que, que tras pasar por las manos de Frank Zappa, alcanzó en un subasta el desorbitado precio de un millón de dólares.

  2. Buddy Holly

    Buddy Holly
    Buddy Holly - abc

    Sin necesidad de entretenerse en agotadoras excursiones mástil arriba mástil abajo ni de recrearse en complejas exhibiciones dactilares, Buddy Holly hizo de la guitarra eléctrica uno de emblemas más identificables del rock and roll. Pocas imágenes tan icónicas y memorables ha dado la historia de la música popular rock como la de esa Stratocaster con la que apareció en el Ed Sullivan Show en 1957 para electrizar la historia de la música popular al ritmo de «Peggy Sue» y «That Will Be The Day».

  3. Frank Zappa

    Frank Zappa
    Frank Zappa - abc

    La estrella más esquiva y angulosa del rock, el hombre que centrifugó el género en los setenta y lo transformó en un campo abierto a la vanguardia, era también conocido por modificar las guitarras y copiar modelos de Gibson y Fender a su antojo, pero cuando tuvo la oportunidad de hacerse con la Stratocaster que Jimi Hendrix había intentado calcinar sobre el escenario, no lo dudo ni un momento. El líder de los Mothers Of Invention le cambió el mástil y las clavijas, pero la exhibió en directo muy pocas veces. Eso sí: la utilizó en grabaciones como «Zoot Allures» antes de que el instrumento acabase vendiéndose en una subasta.

  4. Wayne Kramer

    Wayne Kramer, durante una actuación de MC5
    Wayne Kramer, durante una actuación de MC5 - abc

    Se adelantaron al punk, hicieron trizas el garage y clamaron por la revolución mientras se desgañitaban al compás del «Kick Out The James». A finales de los sesenta, mientras Estados Unidos se desangraba en Vietnam, Wayne Kramer empuñó una Stratocaster pintada de rojo, blanco y azul, los colores de la bandera estadounidense, y la convirtió en herramienta de confrontación política. La banda duró poco y Kramer, celebrado por la revista «Rolling Stone» como uno de los mejores guitarristas de la historia, empezó a dar tumbos junto a Johnny Thunders, Was (Not Was) o en solitario, pero para el recuerdo queda el bullicioso y esencial debut de MC5 y esa guitarra que, varias décadas después, Fender ha relanzado como edición especial a un precio de 1.200 dólares.

  5. Mark Knopfler

    Mark Knopfler, durante una actuación en Madrid
    Mark Knopfler, durante una actuación en Madrid - i. gil

    El hombre tranquilo de las seis cuerdas. El maestro de la técnica, promiscuo a la hora de escoger instrumento –de la Telecaster con la que paseaba en los primeros tiempos de Dire Straits a la Gibson Les Paul del legendario videoclip de «Money For Nothing» pasando por la interminable colección de guitarras que luce actualmente en directo- y especialmente habilidoso a la hora de pellizcar las cuerdas y transformar el blues-rock en un lamento de alta fidelidad. ¿Una imagen para el recuerdo? Basta con pensar en «Sultans Of Swing» y, zas, ahí está esa reluciente Stratocaster roja correteando y dando brincos por encima de la melodía.

  6. Kurt Cobain

    Kurt Cobain
    Kurt Cobain - abc

    Preferías las Mustang y las Jaguar, modelos por los que también suspiran los miembros de Sonic Youth, pero el líder de Nirvana siempre procuraba tener a mano una Stratocaster –generalmente de fabricación japonesa- para provocar un buen destrozo al final de sus actuaciones y convertir la guitarra en un montón de astillas. Antes de morir, el autor de «Smells Like Teen Spirit» llegó incluso a idear su propia versión de Fender mezclando elementos de la Jaguar y la Mustang, un modelo que la empresa empezó a comercializar después de su muerte con el nombre de Jagstang.

  7. Eric Clapton

    Eric Clapton tocando su célebre guitarra «Blackie»
    Eric Clapton tocando su célebre guitarra «Blackie» - abc

    Si al él mismo se le bautizó con el apodo de «slowhand», su guitarra, una flamante Stratocaster negra de los años cincuenta, no podía ser menos y recibió el nombre de «Blackie». El instrumento, adorado por el músico británico, acabó convertido en objeto de lujo cuando fue subastada en 2004 por casi un millón de dólares. Cuenta la leyenda que la tan célebre guitarra, «jubilada» en los noventa después de años de giras, grabaciones y apariciones estelares como la que protagonizó en el «Last Waltz» de The Band, nació después de que Clapton comprase seis Stratocaster, regalase tres de ellas a George Harrison, Steve Winwood y Pete Townshed, respectivamente, y ensamblase una nueva guitarra a partir de las mejores piezas de las tres restantes.

  8. Bob Dylan

    Dylan, durante su actuación en Newport en 1965
    Dylan, durante su actuación en Newport en 1965 - abc

    El día que Bob Dylan decidió cambiar la historia del folk y se electrificó en el Festival de Newport de 1965, lo que colgaba de su hombro no podía ser otra cosa que una Fender Stratocaster. La guitarra, responsable en gran parte de esa mezcla de ira y estupefacción con la que fue recibido Dylan –desde esa leyenda apócrifa de que Pete Seeger intentó cortar los cables a hachazo limpio a ese «Judas» que le escupieron más tarde durante una actuación en Manchester- fue subastada en 2013 por 965.000 dólares después de que el propio Dylan se la dejase olvidad en un avión privado y, pese a la insistencia del piloto, nadie del entorno del músico tuviese a bien reclamarla.

  9. Jeff Beck

    Jeff Beck
    Jeff Beck - efe

    Paradigma del guitar hero versátil y elástico, Jeff Beck siempre ha sido fiel a la Fender Stratocaster, a la que ha conseguido sacar un sonido afilado y anguloso con continuos sobresaltos de blues y rock acorazado. Sustituto de Eric Clapton en los Yarbirds, el británico ha entregado su vida al arte de las seis cuerdas, aunque la fortuna no siempre le ha sonreído: considerado constantemente como uno de los mejores guitarristas de la historia, su mala fortuna es casi legendaria, regalando a Led Zeppelin el éxito que debería haber cosechado su Jeff Beck Group y borrándose de escena tras cancelar su actuación en el festival de Woodstock.

  10. Dick Dale

    Dick Dale
    Dick Dale - abc

    Si hubiese que señalar un momento mítico e iniciático en la historia del rock, ese seguramente sería el día en que el fabricante Leo Fender conoció a Dick Dale, el gran patriarca de la música surf, y le dio a probar su nueva creación: la Fender Stratocaster. Según cuenta la leyenda, el fabricante le pidió que pusiera a prueba su nueva guitarra y el autor de «Miserlou», obediente, lo hizo tan a conciencia que acabó reventando 48 amplificadores Fender. A partir de ese momento, el cabecilla de los Del-Tones se convirtió en incendiario icono de la Stratocaster y se alió con Fender para diseñar un amplificador que resistiese sus salvajes embestidas.

  11. Nile Rodgers

    Nile Rodgers
    Nile Rodgers - efe

    Quizá no sea el primer nombre que venga a la cabeza cuando uno piensa en guitarristas de leyenda, pero la historia de Nile Rodgers y su Stratocaster se resume a la perfección en un cifra: los dos mil millones de dólares en los que la Agencia Harry Fox para compositores valoró la música que había salido de la guitarra del líder de Chic. Normal que Rodgers, ideólogo de la música disco recuperado recientemente gracias a su colaboración con Daft Punk, bautizase con el nombre de «The Hitmaker» a una guitarra que, además de vibrar en los discos de Chic, se ha paseado por trabajos de Madonna, David Bowie, Mick Jagger, Jeff Beck y Diana Ross, entre muchos otros.