Y de repente un Bellini
Imagen del manuscrito de Bellini, encontrado en la BNE - biblioteca nacional

Y de repente un Bellini

La Biblioteca Nacional encuentra entre sus fondos una partitura autógrafa, desechada por el compositor italiano, perteneciente a su ópera «Il pirata»

s. gaviña
Actualizado:

Teresa Delgado, responsable del fondo de música antigua de la Biblioteca Nacional (BNE), no puede ocultar su satisfacción al haber descubierto entre los fondos de la institución una partitura autógrafa del compositor Vicenzo Bellini. «Si la ilusión de tu vida es trabajar en una biblioteca y lo haces en la BNE, eso es indescriptible. Pero sí además recuperas patrimonio y trabajas con él, es una fiesta», afirma a ABC.

El fragmento, incluido en un álbum de fotografías y de dibujos del siglo XIX, corresponde a un esbozo o apunte de un pequeño pasaje de la escena y dueto, «Tu m’apristi in cor ferita», de la ópera «Il Pirata», estrenada en La Scala de Milán el 27 de octubre de 1827. La veracidad del documento se sustenta en la leyenda que aparece en uno de sus márgenes y que dice así: «Manoscrito di Vicenzo Bellini i suoi fratelli Mario e Carmelo». Algo habitual en los manuscritos autógrafos del autor.

Fue el departamento de Bellas Artes de la BNE el que hizo entrega a Delgado de este álbum, cuya procedencia no se conoce con exactitud aunque se cree que podría haber pertenecido a un marinero de Catania, ciudad natal de Bellini. «Parece ser que es del entorno siciliano o de Malta por los paísajes y fotografías que contiene, junto a una hoja suelta de música».

Caligrafía similar

La labor de Teresa Delgado ha consistido en indagar a qué y a quién pertenecía esa composición. «Buscando la letra en algún libreto de ópera descubrí que las cinco o seis palabras se corresponden con la ópera Il pirata, de Bellini». En principio, creyó que se trataba de una copia que se hizo en la época pero decidió seguir investigando y cotejar el fragmento con otra partitura original de Bellini. «La caligrafía era muy parecida y tenía la misma leyenda». Aquello, junto a las fechas que coincidían con la segunda mitad del siglo XIX, hizo pensar que podía tratarse de una copia autógrafa del propio compositor. Así procedió a comparar la caligrafía con un facsimil de «Il pirata», donde de nuevo aparecía la misma leyenda. «Era muy similar y lo dimos por bueno. Tenemos demasiadas pistas para pensar que eso no es así», asegura.

Lo que hace aún más especial a este hallazgo es que la música escrita no se corresponde con la versión final que el compositor publicó de esta ópera, aunque el texto apenas sufrió variaciones. Lo que le confiere mayor interés desde el punto de vista musicológico. «Cotejando la música –los pocos compases que tenemos– con los pasajes de Il pirata comprobamos que no coincidían así que pensamos que ese trataba de un apunte que finalmente desechó el compositor. La letra es muy similar pero hay un baile de palabras, no fue la versión final. Esto hace que este fragmento sea aún más interesante».

La BNE, que en principio no ha pedido una segunda opinión a ningún centro especializado en la obra del compositor italiano -«vemos muy probable que fuera escrito por Bellini. Tenemos muchos indicios»-, se suma con este hallazgo a las instituciones que custodian el repertorio manuscrito original de este compositor, como son el Museo Belliniano de Catania, la Pierpont Morgan Library de Nueva York o la British Library.

Nacido en Sicilia, Vicenzo Bellini murió en Francia cuando contaba 34 años. Su producción operística le situó entre los principales representantes del bel canto, junto a Donizetti y Rossini. Entre sus obras más conocidas destacan « Norma», cuya aria de «Casta diva» convirtió en inmortal a Maria Callas, «La sonnambula», «I Capuleti e i Montecchi » e «I puritani».