Manuela Custer y Carlos Chausson, durante un ensayo
Manuela Custer y Carlos Chausson, durante un ensayo - E. Moreno Esquibel

Viaje a la luna con la música de Haydn

Actualizado:

El teatro Arriaga de Bilbao estrena el 16 de mayo una nueva producción, en colaboración con la Ópera de Montecarlo, de la partitura «Il mondo della Luna» de Joseph Haydn. Título muy poco frecuentado en las programaciones líricas, se trata de una ópera bufa en tres actos, con libreto de Carlo Goldoni, que fue estrenada en Eszterháza, Hungría, en 1777.

La idea de llevar esta ópera a escena en Bilbao surgió del director de orquesta Jesús López Cobos, que será quien se sitúe en el foso. «Este título se adapta muy bien a este espacio, y cuando hablé con el maestro para que colaborara con nosotros me propuso esta ópera y me comentó que yo la sacaría mucha punta -explica el director artístico del Arriaga y director del montaje, Emilio Sagi-. La conocía pero no la había hecho nunca. Le eché un vistazo y me encantó. Escuchando a Haydn entiendes a Mozart y aunque no se suele hacer me parece muy interesante».

Contra el machismo

La historia es un enredo «en el que se trata de escarnecer a un personaje a la antigua, muy machista, Buonafede que quiere casar a sus hijas con gente rica. Tiene una idea de la mujer completamente anticuada, piensa que deben ser esclavas de los maridos. Obviamente es un personaje que sale escaldado -indica Sagi-. Le hacen creer que está en el mundo de la luna...».

Para este montaje, en el que Daniel Bianco se encarga de la escenografía, el director asturiano ha traslado la acción a la actualidad. «Es un hombre simple que le engañan diciéndole que tiene que ir al mundo de la luna que aquí se transforma en el mundo del cabaret, de la fantasía...».

Realizada en coproducción con Montecarlo, «es casi seguro que se sumará el Festival de Ravena, donde iría el año que viene». Festival con el que Sagi colaboró en «I due Figaro», que se pudo ver el año pasado en el Teatro Real, dirigido por Riccardo Muti.

Una pequeña joya musical

López Cobos, al frente de la Sinfónica de Navarra, será el responsable de la parte musical de esta partitura que se programa con poca frecuencia. «En general todas las óperas de Haydn no se representan mucho. Esto sucede porque los libretos son flojos. Haydn no tuvo la suerte de encontrar a un Lorenzo Da Ponte que le hiciera buenos textos. Quizá la mayor excepción es esta ópera, basada en una comedia de Goldoni, que era un magnífico escritor costumbrista de la época y consiguió un libreto muy divertido que se entiende muy fácilmente. Recuerdo que cuando hice "La vera costanza" tardabas una semana en enterarte de qué iba la historia. Realmente era muy complicada la intriga», bromea.

«Haydn no tuvo a sus disposiciones los mismos cantantes que Salieri o Mozart»En cuanto a la música, «es de gran calidad. Al fin y al cabo estamos hablando de Haydn -matiza-. Lo que ocurre es que la compañía de cantantes que tenía a su disposición en Eszterháza no eran los mismos que los que tenían compositores como Salieri o Mozart en Viena. Entonces los compositores escribían para un determinado cantante. Por eso la escritura vocal de Haydn no es tan florecida ni tan virtuosa como puede ser la de un Mozart. Sin embargo, la ópera vale la pena, es una pequeña joya. Estoy encantado de dirigirla porque no la había hecho antes. La conocía pero no la había dirigido nunca».

Destacado como músico sinfonista, «la música vocal forma una parte muy importante de la producción de Haydn no hay más que pensar en los oratorios. Los mejores del repertorio son "La creación" y "Las estaciones". Creo que verdaderamente Haydn sabía escribir maravillosamente para las voces y, por lo tanto, cuando escuchas alguna de las arias de "Il mondo della luna", que está escrita en 1777, es decir, antes de "Las bodas de Fígaro", te das cuenta de que Mozart escuchó mucho Haydn. Eran dos compositores que sentían gran admiración y respeto mutuo», explica Jesús López Cobos.

Homenaje a Ataúlfo Argenta

Entre los futuros compromisos del director zamorano en nuestro país se encuentra el reto de dirigir el próximo 22 de junio, en una sola jornada, las nueve sinfonías de Beethoven en el Auditorio Nacional, dentro del programa «¡Solo música!»; y más adelante, en agosto, acudirá al Festival de Santander para liderar a la ONE en un programa homenaje que celebrará el centenario del nacimiento de Ataulfo Argenta, quien fuera titular de la formación durante una década y quizá nuestro directores de orquesta más internacional.

«Desde el primer momento que escuché la obra pensé en Carlos Chausson»El elenco de «Il mondo della luna» está encabezado por el bajo Carlos Chausson, todo un lujo, que se mete en la piel de Buonafede. «Desde el primer momento que escuché la obra y la estudié pensé que el papel era para él -explica Sagi-. Se lo propuse y le encantó; y la verdad es que está fenomenal, como todos. El reparto es absolútamente joven, y Carlos, y claro el maestro y yo», bromea.

Acompañarán a Chausson sobre el escenario Tiberius Simu, Manuela Custer, Silvia Vázquez, Arantza Ezenarro, Maite Beaumont, Silvia Casero y Ylenia Baglietto. «Il mondo della luna» se representará en el Arriaga los días 16 y 18 de mayo.