Cancelan el montaje de un «Tannhäuser» por mostrar crudas escenas del holocausto
Un momento de «Tannhauser» de Wagner en Dusseldorf - ap
alemania

Cancelan el montaje de un «Tannhäuser» por mostrar crudas escenas del holocausto

La ópera de Wagner que se representaba estos días en la Ópera de Dulsserdorf pasará a escucharse solo en versión de concierto

Actualizado:

La Rheinoper de Düsseldorf anunció ayer la cancelación casi completa de las representaciones de "Tannhäuser", una ópera de Richard Wagner, tras la intensa polémica suscitada por la escenificación de crudas escenas sobre el holocausto nazi.

La dirección del centro cultural aseguró ayer en un comunicado que a partir de hoy, tan sólo seis días después de su estreno, "y por motivos artísticos", las representaciones de esta obra se mantendrán exclusivamente como concierto, lo que elimina la representación que ha generado el escándalo.

"Con la mayor consternación reconocemos que algunas escenas han supuesto un fuerte impacto tanto psicológico como físico para numerosos espectadores", reconoce la nota.

Entre estas escenas cargadas de simbología nacionalsocialista se cuentan sangrientas ejecuciones y la representación de la muerte de prisioneros en cámaras de gas, según varios medios locales.

Asistidos por los médicos

De hecho, algunos de los asistentes tuvieron que ser tratados en un centro médico tras la representación.

"La Ópera no se puede responsabilizar de unos efectos tan extremos", agrega el comunicado para justificar la cancelación de las representaciones.

La dirección reconoce, asimismo, que era consciente desde el principio que la adaptación del director alemán Burkhard Kosminski podría generar cierta "controversia".

El estreno de la ópera "Tannhäuser" el pasado sábado generó una gran indignación entre los asistentes, algo que acto seguido tuvo una fuerte repercusión mediática en Alemania.

De seguido la comunidad judía en Düsseldorf calificó de "falta de gusto" la representación.

El régimen nazi llegó al poder en Alemania en 1933 y, durante la II Guerra Mundial que él desencadenó, asesinó a unos seis millones de personas en campos de concentración y exterminio, en su gran mayoría de origen judío.