Justin Bieber, en una imagen de archivo - AFP

Justin Bieber: «Solo quería hacer algo mejor y más grande»

La superestrella canadiense llega con su nueva gira a nuestro país en un momento trascendental de su carrera: la temida madurez

Actualizado:

Parecerá un angelito, pero Justin Bieber es un lobo empresarial con piel de cordero pop que convierte en oro todo lo que toca. Con 19 años solo le queda un reto por cumplir: ganar un Grammy (al parecer, se enfadó bastante al no ser nominado en la última edición). Por lo demás, todo son metas cumplidas. Vende millones de discos, desata la locura con sus giras, y hasta tiene instinto para los negocios. Fue él quien fichó a Carly Rae Jepsen, autora del hit internacional de la temporada, «Call Me Maybe». Sin embargo, esta semana su discográfica le ha echado una buena bronca por su comportamiento errático, que ha llegado al límite al ser abucheado en Londres por llegar dos horas tarde al concierto. La mayoría de edad se le está presentando algo complicada al joven canadiense.

−¿Por qué ha titulado a su nuevo disco, «Believe»?

–La palabra «Believe» (creer) para mí significa inspiración. Es una palabra que puede inspirar a mucha gente de muchas distintas maneras. Creer en ti mismo, creer en tus sueños, creer en Dios. Creo que mi manera de enfocarlo puede ser un punto de vista positivo y optimista.

−¿Se ha inspirado en algún artista para este disco?

–Me gusta escuchar lo que hicieron Michael Jackson o los Beatles, grandes artistas cuya influencia me gustaría incorporar a mi música. Pero, sobre todo, me han inspirado las experiencias que he tenido estos dos últimos años y los colaboradores que he tenido.

−Drake y Kanye West están entre esos artistas.

–Sí, es increíble poder combinar ideas con artistas que te gustan. Creo que trabajar con ellos solo engrandece mi trabajo, así que amo colaborar con ellos.

−¿Y qué hay de la colaboración con Nicki Minaj?

–Esa fue una colaboración realmente especial, creo que hicimos una gran canción con «Beauty and Beat». La coescribí con Max Martin (productor sueco).

−¿Qué tiene de especial la canción «Believe»?

–Es muy especial, porque la escribí para mis fans. Ellos son la mayor inspiración, y esta canción es mi manera de contar cómo me han ayudado a llegar al lugar en el que estoy ahora.

−¿Cómo se le ocurrió hacer una canción como «Maria»? Suscitó mucha controversia porque habla sobre la chica que decía que había dado a luz un hijo suyo…

–Fue una idea mía y de mi productor. Es una canción que puede ser polémica, pero es algo por lo que yo estaba pasando, así que me pareció honesto hacer una canción sobre ello.

−Hay una madurez respecto a su anterior disco. ¿Fue esa la intención?

–Simplemente quería hacer algo mejor y más grande. Algo en lo que yo estuviera más involucrado, tanto en el proceso de composición como en el de la grabación. Sí, creo que este es un disco más maduro, que la gente se lo tomará mucho más en serio.

−¿Qué siente ante la mayoría de edad?

–Ahora tengo más responsabilidades, pero también es muy divertido. Me encanta ser mayor de edad… es definitivamente un nuevo capítulo en mi vida.

−¿Cómo está yendo la gira de presentación de «Believe»?

–Está siendo alucinante, estoy recorriendo todo el mundo y todos los fans son increíbles. No podría estar más feliz. La canción que hice con ese título tenía esa misma intención: tenía que ser algo que pudiese disfrutar toda la gente del mundo. Habla de sentirse amado, y todos queremos sentirnos amados.

−¿Cómo fichó a Carly Rae Jepsen?

–La escuché en la radio canadiense y me quedé alucinado de lo pegadiza que era la canción «Call me maybe». Mis amigos me dijeron que se hablaba mucho de ella, pero que no tenía contrato fuera de Canadá, así que se lo comenté a Scooter (su representante), la fichamos para nuestro sello School Boy Records, la ayudamos a que su canción sonara en todo el mundo, y ahora es algo así como el número uno planetario.