Joan Francesc Marco, director general del Liceo
Joan Francesc Marco, director general del Liceo - abc

El Liceo busca mecenas en Nueva York

Liceu Barcelona Opera House US Foundation nace con el objetivo de encontrar recursos en Estados Unidos, emulando así a la Opéra National de París, la Royal Opera House deLondres, el Festival de Salzburgo o el Teatro Mariinsky

Actualizado:

Apelar a la tradición filantrópica de los Estados Unidos, país en el que el equivalente a un 2 por cien de su PIB se transforma cada año en ayudas privadas a la cultura. Este es el objetivo del Liceo barcelonés a través de su flamante Liceu Barcelona Opera House US Foundation, una entidad con sede en Nueva York y que pretende, entre otros objetivos, para el coliseo lírico barcelonés tal y como hacen desde hace años la Opéra National de París, la Royal Opera House del Covent Garden de Londres, el Festival de Salzburgo o el Teatro Mariinsky de San Petersburgo. La iniciativa ha sido posible, sin embargo, gracias a un mecenas catalán: Levante Capital Partners –sociedad de inversión de la familia Renom-Arboix-, que se convierte así en socio fundador de la Fundación americana del Liceo que comenzaría a operar en un par de meses, una vez aprobada por parte del Estado americano.

Incrementar la colaboración

La idea nació del periodista, gestor cultural y corresponsal de la revista española “Ópera Actual” en Nueva York, Marc Busquets, ahora director ejecutivo de la Fundación en Estados Unidos. Según el director general del Gran Teatro, Joan Francesc Marco, la idea es “captar fondos en Estados Unidos, además de incrementar la colaboración del Liceo con teatros americanos. Las entidades europeas con proyectos similares recaudan al año unos 200.000 a 600.000 dólares”, aunque el Liceo se ha planteado, en esta primera temporada, llegar a los 100.000. “Este es un objetivo más realista, aunque nos encantaría llegar a más”, apuntaba Marco, quien matizó además que los gastos iniciales del proyecto “los asume Levante Capital, por lo que todo esto no tendrá coste alguno para el teatro”.

Antoni Renom, consejero delegado de la entidad mecenas, afirmó que se trata de “un proyecto con mucho de emocional: creemos en la idea y por eso hemos puesto a disposición de la nueva Fundación los recursos económicos y profesionales necesarios para que funcione sin problemas. No estamos inventando nada, porque esta colaboración se basa en procesos ya consolidados y, por lo mismo, tenemos que ser optimistas. Esto será un éxito”.

Por su parte, la secretaria general del departamento de Cultura de la Generalitat, Pilar Pifarré, se mostró muy satisfecha de este acuerdo que implica más colaboración entre una entidad como el Liceo y la sociedad civil, subrayando que en Estados Unidos más de “2.290 millones de dólares al año se convierten en ayudas por parte de empresas, personas físicas, legados o herencias acogiéndose a beneficios fiscales, pero nosotros seguimos con un ley de mecenazgo obsoleta dictada por el gobierno central. No entiendo por qué no hemos podido llegar a un acuerdo en este tema y esperamos algo más que generosidad y buenas intenciones, que fue lo demostrado por el presidente Rajoy en el último debate del estado de la Nación cuando se planteó esta cuestión”.