Fangoria: «Nos hubiera gustado que nos produjeran The Horrors»
Nacho Canut y Olvido publican «Cuatricomia» para dar cabida a todas sus tendencias musicales - warner
música

Fangoria: «Nos hubiera gustado que nos produjeran The Horrors»

El dúo formado por Alaska y Nacho Canut acaba de publicar «Cuatricomía», un disco dividido en cuatro EP's

Actualizado:

El dúo formado por Alaska y Nacho Canut regresa con un disco dividido en cuatro EPs, cada uno de un color, cada uno grabado con un productor diferente. El disco azul está producido por Guille Milkyway, el magenta por Sigue Sigue Sputnik, el amarillo por Los Pilotos (el proyecto de Florent y Banin, de Los Planetas), y el negro por Jon Klein.

Cuatro productores para cuatro discos. Suena casi a título de película, ¿cómo surge esta idea?

Alaska: Cuando hicimos el antológico regrabando canciones de Dinarama, de Pegamoides, etcétera, trabajamos con distintos productores, y nos dimos cuenta de que no nos apetecía nada trabajar con un solo productor en nuestro siguiente disco. Así es más divertido.

Nacho: No queríamos un disco de 12 canciones con un mismo productor, encerrados un mes en el mismo estudio.

Suena adecuado para Fangoria, un grupo que tiene muchos colores diferentes.

Nacho: Sí, a veces nos gusta separar los colores, a veces juntarlos…

Alaska: Nuestra tendencia ha sido siempre juntarlos, yo creo que esta es la primera vez que los separamos. O eso hemos intentado, que cada productor coja algo de nosotros para llevarlo a su terreno, pero sin que deje de sonar a Fangoria. Es lo que nos apetece ahora.

¿Esto podría ser un método de trabajo para el futuro?

Alaska: Podría ser, pero nunca se sabe, somos muy cansables, tenemos el umbral de aburrimiento de un niño de tres años.

¿Tuvisteis claro qué cuatro productores serían?

Alaska: Más o menos sí, la cosa fue rápida hasta que nos confirmaron que podían. Ha sido como romper con el pasado: a nosotros nos gustaba hacer tres discos con cada productor, hacer algo así como una trilogía. Cuando haces el tercer disco de una trilogía suena como algo que cierra una etapa, y así podemos cambiar de productor. ¡Es que como no hay razón alguna para dejar de trabajar con alguien, necesitamos una excusa! Con esto de la trilogía podíamos ir cambiando obedeciendo a un plan.

Y así ningún productor se enfada.

Nacho: Exacto. En cuanto a los cuatro productores, he de decir que antes de Jon Klein pensamos en los Horrors, pero estaban grabando su disco al mismo tiempo y no pudo ser. Entonces surgió la idea de Klein. Al final puede que ha sido mejor así, porque los Horrors son más rockeros y no sé yo cómo hubiera quedado.

Qué vino primero, ¿los colores o los productores?

Alaska: Los productores. La idea de los colores surgió después, la idea de la cuatricromía como una forma de juntar cuatro cosas que te gustan. De hecho en el libreto hay listas de cuatro cosas que juntas, nos gustan mucho: por ejemplo, Joey, Tommy, Dee Dee y Johnny (se refiere a Los Ramones). Y a Juan Gatti le interesaba también para hacer la portada, por aquello de que en la imprenta puedes juntar cuatro colores para dar uno sólo.

¿Cómo se asignaron los colores a cada productor? Con Guille Milkyway es obvio…

Nacho: Claro, por su grupo La Casa Azul, pues el azul. Con Sigue Sigue Sputnik, más o menos también porque llevaban muchos atuendos de ese color en sus videoclips. Con Klein el negro, por el lado gótico, y por Los Pilotos, el amarillo… esa es más difícil de explicar.

Alaska: Yo a Los Pilotos los veo como los Jesus & Mary Chain de la electrónica. Guille puede que sea el que tiene las influencias más puras del pop, los demás productores están tan contaminados como nosotros. Lo cual nos encanta.

Lo de los colores, ¿puede ir por eso que dicen de que cada música evoca un color?

Nacho: Es verdad, cuando escuchas música, si te hacen un escáner se identifican diferentes colores en la imagen del cerebro.

Alaska: Claro, los colores van por frecuencias y longitudes onda, como los sonidos.

Nacho: Pero nosotros vamos más por otro lado, lo de los colores nos interesa más por la moda (risas). El azul y el rosa pegan, por ejemplo (risas).

Alaska: Y los colores pueden hablar de cosas positivas y negativas. Nosotros no tenemos muy claro qué es bueno para nosotros, pero sí qué es malo. No sabemos lo que queremos, pero sí sabemos lo que no queremos. Así que lo único que hicimos con cada productor, en vez de decirles lo que queríamos, fue decirles: «Guille, esto no», «Sigue, esto no», «Florent y Banin, esto no», y «Jon, esto no». Esos «nos» estaban basados en cómo son cada uno de ellos, y qué era lo que no queríamos de su personalidad.

¿Y qué «noes» fueron?

Nacho: Con Guille le dijimos que no a la bossa, que le gusta mucho pero no nos va. También a algunas guitarras rockeras que quería meter. Con Los Pilotos, que no fueran muy densos.

Alaska: Con Sigue Sigue Sputnik no hubo que decir nada, la verdad. Ya nos han producido, ya les dijimos nuestros «noes» en su momento, y nos conocen demasiado bien. Jon Klein también es de nuestra generación, y tampoco hubo que decirle nada. Ha tenido el mismo recorrido vital que nosotros: Bowie, el glam, el techno, Kraftwerk, el punk... Hemos pasado los mismos trances (risas) y nos entiende perfectamente.

Hablando de Bowie, ¿qué os ha parecido su nueva canción?

Alaska: Nos ha gustado mucho, muy bonita. Está haciendo lo que le toca a una persona de su edad. Aunque lo que acabo de decir es muy arbitrario… cada uno puede hacer lo que quiera independientemente de los años que tenga.

Nacho: Dicen que ya no es innovador, pero es que eso ya lo hizo. Y el videoclip es genial, eso sí que sin duda es muy especial. ¿Y la canción? Pues es preciosa, muy melancólica, yo le veo muy bien.