Temas

Pere Gimferrer

Cultura. Justicias poéticas

M. FRANCISCO REINAPara los que creen en las leyes del Karma, es decir, que las acciones -positivas o negativas- vuelven a nosotros como un boomerang, hay ciertos vislumbres, atisbos de realidad, como

M. FRANCISCO REINA Comentar
Una cultura en la mochila

Una cultura en la mochila

DAVID MORÁNBARCELONA. El año resumido en una sola palabra: Fráncfort. O, si se prefiere, en cinco: Feria del Libro de Fráncfort. Poco importa que la conselleria de Cultura haya creado un plan integral

Ser aficionado no es pecado

Ser aficionado no es pecado

POR ÁNGEL GONZÁLEZ ABADPor una vez, los acorralados aficionados taurinos en Cataluña se han visto respaldados por dos partidos políticos. Desde el PSC y desde el PP se ha dibujado estos días un línea

55 años: historia de una Tertulia

Puede parecer una paradoja pero lo cierto es que, en medio siglo de la ya histórica Tertulia Hispanoamericana -desde el principio ligada al poeta sevillano Rafael Montesinos- caben más de cien años de

POR MANUEL FRANCISCO REINA. POETA Comentar

55 años Historia de una Tertulia

Puede parecer una paradoja pero lo cierto es que, en medio siglo de la ya histórica Tertulia Hispanoamericana -desde el principio ligada al poeta sevillano Rafael Montesinos- caben más de cien años de

Teoría de Nueva York

Todavía no sabemos si el 11 de septiembre de 2001 será el epitafio de una época y de Nueva York como capital del mundo. (...) ¿Qué es Nueva York? ¿Cuál es su identidad, su triunfo y su derrota? Acaso

Equipo literario de segunda

EN TERCERA PERSONAJavierMolinsENRIQUE Vila-Matas era un escritor catalán (o eso creía él) que rescató a ese escribiente llamado Bartleby creado por Herman Melville que cuando se le encargaba un

La cultura catalana hace la mochila

La cultura catalana hace la mochila

DAVID MORÁNBARCELONA. Empieza la cuenta atrás. Con la Feria del Libro de Fráncfort en el horizonte y la internacionalización como gran reto pendiente, la cultura catalana hace la mochila y se lanza a

«La poesía puede asumir lo narrativo»

«La poesía puede asumir lo narrativo»

MANUEL DE LA FUENTEMADRID. Poesía eres tú debió decirle becquerianamente o más correcto, poesía es usted, y el estudioso puso manos a las obras («La caja de plata», «El otro sueño», «El hacha y la

442 novelas compiten por el Premio Planeta

Un total de 442 originales se han presentado a la 55 Edición del Premio Planeta de Novela, que este año cuenta con un nuevo jurado, al incorporarse los escritores Alfredo Bryce Echenique y Soledad

Devoción a la libertad

Es para mí y para cuantos hacemos ABC un motivo de extraordinario orgullo que Vuestras Altezas presidan la «cena de los Cavia», como popularmente se la conoce en los ámbitos periodísticos y

Por CATALINA LUCA DE TENA Comentar
Pere Gimferrer: «El melodrama es para mí una metáfora de la vida»

Pere Gimferrer: «El melodrama es para mí una metáfora de la vida»

Un amor datado entre 1969 y 2004. «Treinta y cuatro años de historia interrumpida significan, hoy lo veo, una suspensión, no un desenlace». Pere Gimferrer rinde homenaje a Cuca, su mujer amada, con las prosas de «Interludio azul» y la poesía de «Amor en vilo» (Seix Barral)

TEXTO: SERGI DORIA FOTO: ELENA CARRERAS Comentar

Lluvia de versos

Del 20 al 26 de mayo. Siete días de poesía en Barcelona con cinco homenajes a Manuel Vázquez Montalbán, Miquel Martí i Pol, Joan Vinyoli, Salvador Dalí y Pablo Neruda. Versos en las más diversas lenguas, voces en los más diversos ámbitos de la ciudad

Jean Cocteau, al desnudo en París

Jean Cocteau, al desnudo en París

Poeta, narrador, dramaturgo, dibujante, cineasta, musicólogo, memorialista, decorador, homosexual, opiómano, pornógrafo, mitómano, suicida, Jean Cocteau (1889-1963) es homenajeado con una magna exposición, «Cocteau, a lo largo del siglo XX» (Centro Pompidou), que propone un viaje a las fuentes «bautismales» de los misterios de la cultura, las artes y los tesoros proscritos del XXPARÍS. Una relación muy provisional de los amores y odios suscitados por Cocteau ya de una primera idea de tal aventura: compañero de viaje de Raymond Radiguet y Marcel Proust; admirado por Picasso; respetado por Strawinski; odiado por André Breton; homenajeado por Jean-Luc Godard; descubridor de Jean Genet y los Ballets Rusos; leído con devoción por Julio Cortázar y Ramón Gómez de la Serna; fotografiado por Man Ray y Cecil Beaton; denunciado por los surrealistas y los nazis... Cocteau fue un diletante de genio de casi todas las artes, tocadas, seducidas y abandonadas con una rapidez vertiginosa, para precipitarse un día más tarde en los brazos de un nuevo descubrimiento, mucho menos importante que un nuevo cuerpo desnudo...Cuando Gallimard publica la biografía definitiva, escrita por Claude Arnaud, el Centro Pompidou ha orquestado una gigantesca puesta en escena de más de trescientas obras, objetos, dibujos, partituras, películas, testimonios para intentar demostrar que, en verdad, Cocteau era mucho menos frívolo y diletante de lo que pudo parecer, y toda su obra posee una unidad cierta y atormentada.Y el viaje merece la pena, porque también nos propone, en escorzo, una revisión apresurada de grandes momentos artísticos estelares del siglo XX.La amistad Picasso-Cocteau reposaba en un respeto mutuo. Cocteau dibujó en la vejez muchas cosas de una obscenidad desarmante. Pero Picasso (el más grande de los dibujantes del siglo XX, quizá) bien admiraba la destreza aérea del Cocteau dibujante, de una maestría poética rara y muy bella, con frecuencia.El odio de BretonEl respeto de Strawinski reposaba en otra evidencia: Cocteau fue uno de los primeros en apreciar la ardiente modernidad de su música y los Ballets rusos. El odio de Breton nos recuerda otro problema de fondo: no tenemos nada claro si el espontaneismo surrealista dio frutos poéticos más sólidos que el cultivo de las viejas tradiciones revisitadas por uno de sus más temibles rivales. Los homenajes de Godard nos invitan a meditar el talento y las innovaciones cinematográficas de Cocteau. El joven Cortázar y el Ramón de todas las épocas insistieron una y otra vez en la gracia del esquivo poeta parisino, sencillamente inclasificable, cuya finura de gustos no tenía fronteras de ninguna especie: baste recordar su olfato para descubrir al joven dramaturgo Jean Genet, entre tantas otras florituras...Su vida, obra de arte supremaSin embargo, es una evidencia que ninguno de esos rostros agota ni resume una figura que tampoco queda «clasificada», como una mariposa, víctima de un entomólogo aficionado, recordando su amistad con Radiguet, su amor por Jean Marais, sus ataques de misticismo religioso o su viaje al fin de la noche del opio. En verdad, la obra de arte suprema de Cocteau quizá fue su propia vida. Todo comenzó con el suicidio de su padre. Su frivolidad, su encanto, su artificio, su teatralidad «artística» sólo fueron máscaras superficiales, cómicas, dramáticas, fantasiosas, horribles, desesperadas con frecuencia.El suyo fue un viaje semejante al de Orfeo: un descenso al infierno en busca del misterio del arte. A los 74 años, Cocteau decidió huir por última vez a Milly-la-Foret, su refugio íntimo. Para poner fin a la tragicomedia de vivir con un gesto final. La sangre del poeta derramada durante la caída del telón de su vida. Genio y figura. Hasta la sepultura.

JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL Comentar
Epílogo a un editor irrepetible

Epílogo a un editor irrepetible

Con José Manuel Lara Hernández desaparece la impronta personal que revitalizó la edición española del último medio siglo. Tras rendirle tributo en la capilla ardiente de la Casa Lleó Morera, la iglesia de San José Oriol acogerá el funeral del fundador de Planeta, preludio del entierro en la más estricta intimidad en el cementerio de Montjuïc

TEXTO: SERGI DORIA FOTO: ELENA CARRERAS Comentar
ALBERTI, AÑO CIEN

ALBERTI, AÑO CIEN

Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina inaugura hoy en El Puerto la ampliación de la sede de la Fundación Rafael Alberti, que nació por la poesía y cobija el espíritu de su infancia, aquella casa de la calle de Santo Domingo donde el poeta se escapaba para saltar tapias y torear vaquillas. La edición de sus obras completas, conciertos, exposiciones y congresos abren el centenario del gran poeta

Texto: ANTONIO ASTORGA Comentar
Rafael Alberti, Obras Completas con mar de fondo

Rafael Alberti, Obras Completas con mar de fondo

La futura edición de las Obras Completas de Rafael Alberti, que ayer se presentó y que dirigirá Pere Gimferrer, deberá navegar sobre las tensiones que persisten entre su viuda, María Asunción, y la hija del poeta, Aitana, su sobrina Teresa y antiguos colaboradores