Nace el increíble hidalgo «quijote.bne.es»
Captura de una de las posibilidades que ofrece el nuevo proyecto - ABC

Nace el increíble hidalgo «quijote.bne.es»

En internet, el lector podrá disfrutar de la obra magna cervantina como un libro de lectura interactivo: búsquedas de palabras, párrafos, imágenes a un solo golpe de click. Más de quinientos años después, Cervantes ya tiene su blog

A. astorga
MADRID Actualizado:

Escuchar el sonido real de las páginas al caer cadenciosamente en este otoño del patriarca Cervantes, "palpar" desde el otro del escritorio la primera edición del siglo XVII, disfrutar interactivamente de toda la "kermesse" quijotesca... es un gozo sin sombra que desde hoy está a disposiciónn de quien quiera husmear por la web: quijote.bne.es.

La obra cumbre de Miguel de Cervantes, en el principio del verbo. Para alumbrar "El Quijote interactivo", un proyecto de la Biblioteca Nacional y las empresas Telefónica y Madpixel, se han invertido más de 5.000 horas de trabajo de casi 30 profesionales entre bibliotecarios, expertos en arte y música de la época, programadores, analistas y diseñadores gráficos. En su presentación, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, destacó que la obra cervantina está "más viva que nunca" y que "resiste a todos los desafíos tecnológicos", al tiempo que ha asegurado que la experimentación con este nuevo Quijote "es muy coherente" con el espíritu rompedor de Miguel de Cervantes.

El "Quijote interactivo" es un proyecto innovador, tecnológica y conceptualmente. Partiendo de una digitalización de muy alta calidad de la obra, se ha construido un libro interactivo al que se han incorporado mapas, ilustraciones, libros de caballerías y otros contenidos de medio centenar de ediciones quijotescas y de otras 34 obras más, todas ellas pertenecientes a los fondos de la BNE. La obra está disponible gratuitamente a través de Internet: quijote.bne.es.

Se podrá gozar de 1.282 páginas (las dos partes), 43 ediciones del Quijote, 153 ilustraciones y mapas, 37 portadas y cubiertas, 21 obras relacionadas, 13 pistas de música, 5.000 horas de trabajo, 30 profesionales de distintas disciplinas, sonido real al pasar la página. Los contenidos multimedia son mapa de aventuras, ediciones en el tiempo, libros de caballerías, la vida en el S.XVII, galerías de imágenes, obras musicales de la época y vídeos. Y las maravillosas funcionalidades quijotescas: zoom de alta calidad, búsquedas sobre el texto, transcripción moderna, vista en miniaturas y en en pantalla completa, opciones de impresión, activar música de fondo y compartir en Facebook

Precisamente, nada más ponerse en marcha, se ha colapsado facebook con los internautas interactivos buceando por la obra magna de Miguel de Cervantes.

Leo Borrajo Conde ha comentado: "Ya tengo ganas de leerlo de nuevo.." Sergio Perales Tobajas dice: "Parece un proyecto de lanzas tomar. Mola". Rosa Barreiro comentó: "¡Qué bueno! Como si tuvieras el libro en tus manos". Laura Inés Aguirre: "Biblioteca Nacional, gracias ¡qué maravilloso el poder disfrutar de la primera edición de mi amado escritor! Bravo". .Javier Gómez López señaló: "Siempre lo he leído y, si en esta ocasión, es a expensas de "Cuesta Digital", lo leeré. Cuestedigitalmenteloquecueste".

Faulkner lo leía cada año

William Faulkner leía el Quijote todos los años; si hubiera vivido para poder disfrutar de las nuevas tecnologías, el escritor norteamericano estaría las veinticuatro horas del día encerrado en internet con Alonso Quijano. Y prosiguen, y no paran, los comentarios de quijoteadictos en facebook, nada más disfrutar de esta nueva dimensión cervantina. Concepcion Linares Rodriguez: "Es bueno saber que se conservan las obras para así seguir disfrutando de ellas. Son los mejores". Prado Escobar Bonilla elogiaba la "estupenda propuesta de la Biblioteca Nacional. Espero aprovechar bien esta oportunidad para disfrutar del Quijote y de su contexto histórico cultural desde nuevos enfoques".

Nace, pues, un increíble hidalgo internauta que cabalgará por las redes de Ariadna de la web y que no chocará contra los molinos de vientos de los virus. La fiabilidad es absoluta.