Vicenç Villatoro gana el Ramon Llull con una novela sobre el barcelonismo

EFE | ANDORRA LA VELLA
Actualizado:

El escritor egarense Vicenç Villatoro ha obtenido hoy en Andorra el premio Ramon Llull, el mejor dotado de la literatura catalana, con la novela «Tenim un nom», una historia sobre las relaciones entre un padre y un hijo, que se entremezcla con los sentimientos que genera el Barça.

Villatoro, que ha mostrado una «ilusión infinita» por haber ganado, tras vivir un año complicado a nivel personal, ha explicado en rueda de prensa que ha elaborado una obra con la que quiere «narrar el país, utilizando el Barça como palanca».

En su nuevo título, que se suma a una larga serie desde que empezara su carrera literaria a principios de los años ochenta, se centra en una trama protagonizada por un padre, que es periodista, y que regresa a Cataluña, después de pasar unos años fuera, donde se reencuentra con su hijo, al que se acerca a través del Barça.

Los dos hombres deciden ir juntos a París a la final que el equipo blaugrana jugó en el año 2006 contra el Arsenal y que ganó por 2 a 1, con goles de Eto'o y Belletti.

Aunque hay unas cuantas páginas centradas en ese partido épico, que supuso para el club catalán su segunda copa de Europa, Villatoro ha advertido que «lo más importante no pasa en el césped, si no en las gradas o en los comedores de las casas particulares».

Un poco sorprendido de que un club de estas características haya generado tan pocas obras en la literatura catalana, Villatoro ha reconocido que escribió su novela durante «el año de las seis copas» y ha agregado, para ofrecer más pistas a futuros lectores que: «no es un ensayo, ni una farsa. Busca la empatía de los que les gusta el fútbol y la vida», ha precisado.

Narración, por tanto, «que tiene mucho que ver con sentimientos» y con las mujeres, porque «como siempre ocurre en una novela de padres e hijos, es también una novela sobre mujeres, sobre la madre, la esposa o la hija».

El escritor ha dado especialmente las gracias a su esposa -«ha sufrido el libro porque se lo he ido explicando página por página a la hora de cenar»-,y ha comentado que a lo largo del relato, «los que se mueven son los hombres, mientras que las que se quedan en casa son las mujeres, aunque tengan un gran peso».

Preguntado sobre si había asistido a la final de París, ha indicado que no, aunque con su padre, su hijo y su suegro sí viajó hasta Rotterdam en otra final blaugrana y «el viaje en tren que realizamos entonces me ha sido enormemente útil».

En cuanto a si ha tomado como referente la última propuesta literaria de John Carlin, «El factor humano», ha dicho que lo ha leído y ha llorado con él, pero cuando su obra ya tenía forma.

«Quizá -ha proseguido- el referente más directo sea 'El cronista de deportes' del norteamericano Richard Ford«.

Por otra parte, ha avanzado que el libro se abre con una cita del grupo catalán Manel, especialistas en «crear una cierta épica de la cotidianeidad«.

Aunque para él el Barça siempre ha sido un fenómeno interesante, porque tiene un componente de «aglutinador social muy diferente a otros clubes», Villatoro ha subrayado que ha tardado treinta años en escribir una novela sobre el barcelonismo, un fenómeno transversal «que ayuda a entender la sociedad y la trama de la propia novela».

Dotado con 90.000 euros, el premio Ramon Llull se entrega desde hace unos años en Andorra, tras el convenio firmado por el grupo Planeta y el gobierno andorrano.

En esta ocasión, el jurado estaba formado por Ester Arana, Leonello Brandolini, Isabel Escudé, Pere Gimferrer, Gemma Lienas, Roser Portas y Carles Pujol, quien ha señalado que en la novela ganadora se «habla mucho de fútbol, pero hay un entramado de sentimientos y frustraciones de los personajes protagonistas que dan a la obra mucha densidad y trascendencia».

En ediciones anteriores, han ganado el Llull autores como Pere Gimferrer, Valentí Puig, Carme Riera, Terenci Moix, Néstor Luján, Baltasar Porcel y en los últimos años Najat El Hachmi y Carles Casajuana.