Zoe Valdés gana el premio Torrevieja con «La eternidad del instante»

D. MARTÍNEZ/
Actualizado:

La escritora cubana Zoe Valdés, con su obra «La eternidad del instante», se proclamó ayer ganadora del III premio de Novela Ciudad de Torrevieja. La obra premiada relata la experiencia vital de un joven chino tras las huellas de su padre, algo que le lleva a realizar la «ruta de la seda» pero en sentido contrario, desde Cuba hacia China. En el camino descubrirá el amor, el sexo o la amistad. Esta novela fue presentada al certamen bajo el seudónimo de Aziyadé y con el falso título de «El último chino».

La obra finalista, la novela histórica «La cena secreta», de Javier Sierra, trata de descifrar las verdaderas fuentes de las que bebió Leonardo da Vinci para pintar su conocido cuadro «La última cena». El autor, que se presentó bajo el seudónimo de Agustín Leire, profundiza una vez más en un campo en el que es experto, el esoterismo, sobre el cual tratan diversas publicaciones que el propio Sierra ha dirigido.

El acto en el que se entregó el premio contó con la presencia de numerosos autores, como el hispanista Paul Preston, Alberto Vázquez Figueroa o la escritora y guionista Lolo Rico. Alrededor de las diez de la noche se procedió a la lectura del fallo del jurado, presidido por José Manuel Caballero Bonald y compuesto por Ana María Moix, J. J. Armas Marcelo, ganador del II premio Ciudad de Torrevieja; Nuria Tey, directora editorial de Plaza & Janés (que convoca el premio), y Eduardo Dolón, concejal de Cultura torrevejense.

Segundo en dotación económica

A partir de esta tercera edición, el certamen, dado su éxito de participación -confirmado con la recepción de cerca de cuatrocientos originales, de los que más de cien provenían de países iberoamericanos-, tendrá un carácter anual, en lugar de bianual, tal como ya anunció el alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, en la entrega del anterior galardón a Armas Marcelo.

Este éxito es uno de los motivos que ha llevado a la creación de la figura del finalista, ya que en los anteriores certámenes sólo se reconocía al ganador. También se ha incrementado la dotación económica del premio: 360.607 euros para el ganador y 125.000 para el finalista, aunque el certamen ya era, desde su creación, el segundo de España mejor retribuido.