La escritora Matilde Asensi
La escritora Matilde Asensi - RAÚL DOBLADO

Matilde Asensi sortea su último libro en Twitter y se desata la locura digital

#QuieroLeerSakura es el «hashtag» del concurso que se ha convertido en «trending topic» esta mañana y en el que todavía puedes participar

Actualizado:

La cuenta oficial de Matilde Asensi en Twitter (@MatildeAsensi) lanzaba anoche un concurso en el que sorteaba un paquete especial de su ultimo libro «Sakura» (La esfera de los libros).

El éxito de la iniciativa de la escritora, que lidera las listas de los libros más vendidos con este título, se hizo patente en apenas unas horas. La red social despertaba el martes con el «trending topic» #QuieroLeerSakura, bajo el que se enmarcaba la rifa, que, además del libro, incluye una camiseta y un póster.

Asensi novela en «Sakura» la historia real de la desaparición «El retrato del Doctor Gachet» de Vincent Van Gogh. En 1990, el retrato fue subastado en Christie’s por la cifra récord de ochenta y dos millones y medio de dólares. Lo compró el millonario japonés Ryoei Saito. Sin embargo, este, enfadado con el gobierno japonés por los impuestos que le reclamaban por el cuadro, anunció en una rueda de prensa mundial que el lienzo de Van Gogh desaparecería con él. Desde su muerte, en 1996, nada se ha vuelto a saber de la obra en el mundo del arte. Un misterio que ha hecho correr ríos de tinta y ha dado pie a todo tipo de especulaciones.

Se trata de una novela en la que las tradiciones de la cultura japonesa se entremezclan con la pintura impresionista, los grabados del ukiyo-e y el arte urbano.

Requisitos

Las expectativas acerca del concurso comenzaban a gestarse hace unos días en la cuenta de Instagram: el sorteo se haría realidad en caso de obtener los votos necesarios. Después pasó a Twitter y finalmente anoche lanzaban el tuit con las instrucciones para participar (seguir esta cuenta, retuitear el tuit y dejar un comentario con el hashtag #QuieroLeerSakura).

El plazo termina el próximo jueves 4 de julio a las a las 23.59 horas, pero los tuiteros no han tardado en comenzar a concursar.