300.000 personas visitaron la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión

EFE. MADRID.
Actualizado:

La tradicional Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Madrid, situada en el céntrico paseo de Recoletos desde el pasado 3 de mayo, se clausuró ayer tras haber recibido la visita de más de 300.000 personas, según indicaron fuentes de la organización. Durante esta vigésimo sexta edición de la feria se han vendido miles de ejemplares con precios entre uno y 6.000 euros, y los libros más demandados han sido los referentes a la caza, la guerra civil y la época colonial, así como los manuales de texto antiguos.

Una de las obras protagonistas ha sido la edición conmemorativa de «El Rastro», de Ramón Gómez de la Serna, publicada con motivo de la feria por la Asociación de Libreros de Lance y de la que prácticamente se han vendido los 2.000 ejemplares editados. Según el presidente de esta asociación, Francisco Martínez Moncada, los libreros se han mostrado «muy satisfechos» con la afluencia de público, no sólo de madrileños sino también de aficionados y curiosos de fuera de la capital.

Las casetas de las casi cincuenta librerías participantes, procedentes de Madrid (38), Barcelona (8), Sevilla (2), Valencia (1) y Granada (1), han permanecido 17 días abiertos ininterrumpidamente, desde las once de la mañana hasta las nueve de la noche.

Mientras tanto, la capital se prepara para la otra gran cita anual, la Feria del Libro que se celebra en el Parque del Retiro a partir del día 31 de mayo, y que este año se presenta repleta de actividades culturales. Un pabellón central, patrocinado por ABC, entre otras firmas, dará cobijo a un nutrido conjunto de tertulias, mesas redondas, conferencias y otras actividades en las que el público lector tendrá un contacto directo con sus autores favoritos y conocerá de primera mano diferentes visiónes de los actuales problemas del mundo de la cultura. De todas formas, este año serán muchos los puntos de la Feria que enriquezcan el programa con actos culturales.

En la presente edición, que será presentada en los próximos días, la Feria recibirá la visita de los más destacados autores y durante las semanas que dure el certamen se repetirán las multitudinarias colas para lograr sus dedicatorias.