Feria del Libro bajo un sol de justicia / EFE
Feria del Libro bajo un sol de justicia / EFE

Más firmas, visitantes y menos perros

LESLIE J. LÓPEZ | MADRID
Actualizado:

La Feria del Libro ha empezado “con mucho optimismo”, comentaba Mayte, de Hiperión, editorial que recibió el premio nacional a la edición en el año 2004. Ya pasó a firmar por este expositor el ganador del XXIV certamen de poesía Hiperión, Fco. Javier Mártinez.

Hoy esperaban a Julio Llamazares, pero enfermó y no pudo asistir. Además del libro que obtuvo el galardón, Mayte nos recomienda “Canciones, poemas y otros textos”, de Chicho Sánchez Ferlosio, hermano ya fallecido del autor de “El Jarama.” Se despide expresando un deseo, “que los periódicos dieran más margen a la poesía, al menos que se entere la gente de lo que ha salido.”

Hoy sábado el horario se ampliaba, se abría una hora antes, a las cinco. La tímida música de un piano dio paso a la voz masculina de la megafonía general -el día anterior era voz femenina-, que comenzaba a enumerar los escritores que firmarían en breves instantes.

Hacía calor, aunque las nubes daban algún respiro cuando ocultaban por momentos el sol. La gente confluía poco a poco desde las alamedas aledañas al recinto ferial, después de descansar entre césped, sombra y cantos de pájaro. El reclamo era mayor, estaban autores premiados como Andrés Neuman, consagrados como Antonio Gala, reconocidos como Ian Gibson, intuitivas como Maruja Torres,... En Udllibros regalaban unas margaritas blancas como promoción del libro “Tardes con Margaritte”, de MarieSabine Roger.

Desde el primer día se celebran conciertos en pequeño formato. Hoy llegaba Ken Follet con su banda de jazz, algo vibrarían “Los pilares de la tierra” con el ritmo acompasado del swing. En Gedisa le explicaba a un visitante un joven vendedor, el comentario oscilaba entre crítico literario y agente comercial experto. “Es un lectura que merece la pena, hace como un resumen muy cínico”. El libro era “La postmodernidad (explicada a los niños)”.

A la entrada del Paseo de Coches regalaban un facsímil como avance editorial de la “Pequeña historia del mundo”, de Fernando García Cortázar, ilustrada por Jvlivs. Al parecer, nadie escatima esfuerzos en educar en la lectura a los más jóvenes.

Más gente y, prácticamente, casi ningún perro en el recinto de la feria del libro, algo extraño en este gran parque o medio bosque ajardinado que es El Retiro. Ya lo decía Groucho Marx, “fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer”