Martínez Laínez desentraña a un buen puñado de «Escritores espías»

ABC/
Actualizado:

Mientras buceaba en el Siglo de Oro, Martínez Laínez descubrió la implicación de «nombres sagrados» de la literatura en el espionaje. Editado por Temas, Fernando Martínez Laínez realiza en su libro un recorrido por los «Escritores espías» más significativos, desde Quevedo a Christopher Marlowe, tras el que supuestamente se esconde Shakespeare; pasando por Le Carré, Cervantes, Graham Greene, Josep Pla y Voltaire. A su juicio, Quevedo es el espía más completo: «Tenía un gran talento político y habilidad como espía militar, que demostró en la sublevación de Niza contra el duque de Saboya». Para el director de Blanco y Negro Cultural, Fernando R. Lafuente, existe un vacío en la historia intelectual española desde los años 20 sobre la participación de escritores de nuestro país en funciones de espía, «sobre todo aquellos que estaban en el exilio, y cuyos nombres nos proporcionarían sorpresas. Este libro -dijo- presenta una narración con pulso y cierta melancolía, en la que sobresalen los vibrantes episodios relacionados con Cervantes y Le Carré».