Lobo Antunes durante una conferencia magistral en Ciudad de México el pasado 3 de diciembre
Lobo Antunes durante una conferencia magistral en Ciudad de México el pasado 3 de diciembre - EFE

Lobo Antunes: «Es una lástima que no seamos el mismo país todos los ibéricos»

Después de haber confesado que fue víctima de abusos sexuales cuando era niño, el autor portugués se alinea así con otro grande de las letras lusas, José Saramago, del que, sin embargo, afirmaba hace unos días «es una mierda»

Actualizado:

El escritor António Lobo Antunes, una de las voces más aclamadas de la literatura lusa, ha lamentado que los portugueses y los españoles no formen parte de un mismo país en una entrevista publicada hoy en La Vanguardia en el marco de la Feria del Libro de Guadalajara (México).

«Los catalanes me gustan mucho. Son muy parecidos a los portugueses y su idioma se lee sin dificultad. De hecho, no consigo descubrir muchas diferencias entre la gente de la península, somos la misma cosa, tenemos la misma manera de reaccionar... aunque se come mejor en Cataluña que en Portugal. Es una lástima que no seamos el mismo país todos los ibéricos», relata el autor de «Memoria de Elefante» en el citado periódico.

En la misma línea, acercando el objetivo a la situación política actual en Cataluña, Antunes afirmaba a ABC hace apenas unos meses, con motivo de la publicación de su novela «Solo quiero que las piedras se tornen más leves que el agua»: «Sé que algunos catalanes quieren la independencia, aunque yo no tuve nunca sentimientos nacionalistas porque se pagan muy caros».

El escritor se posiciona así, años después, junto a José Saramago, uno de los máximos exponentes portugueses del Iberismo (construcción de un Estado ibérico al que se quiere dotar de entidad política). «Portugal acabará por integrarse en España [...] No vale la pena convertirme en profeta, pero creo que acabaremos por integrarnos», defendía el Premio Nobel de Literatura por quien Antunes no siente especial predilección ( «Es una mierda», proclamaba con rotundidad en octubre)

Más importante que el Nobel

Antunes confiesa en la entrevista a La Vanguardia su hastío frente a la etiqueta de «eterno candidato al Nobel»: «Eterno candidato al Nobel»: «Ahora he entrado en la colección La Pléiade, que es mucho más importante que ganar el Nobel. Y mi obra completa se traduce al árabe. ¿Qué más puedo desear? Lo único que me importa de los premios es el dinero, cada vez que me llaman diciendo que he ganado uno, lo primero que pregunto es: “¿Cuánto?”».

Unas palabras mucho menos contundentes que las que usaba hace apenas unos meses, cuando desataba una auténtica polvareda en Portugal: «Que se joda el Nobel, no me vengan a hablar de ese premio», sentenciaba el autor durante la presentación de su última novela, «A última porta antes da noite» («La última puerta antes de la noche»).

Apenas siete meses antes, el escritor volvía a copar los tutulares de los medios de comunicación con su pública confesión que había sufrido abusos sexuales de pequeño, cuando tenía nueve años. Ante un auditorio compuesto por 20 niños pertenecientes al Colegio de Salesianos, el escritor dijo en Lisboa: «El profesor de Moral del Instituto Camoes me tocó las rodillas y subió hacia arriba, por los calzoncillos».

«Un día me quedé estupefacto con una pregunta que me hizo el profesor en voz baja. ‘¿Tienes leche en la pistolita?’, me dijo». Y los menores que allí se encontraban comenzaron a reírse a carcajadas.

Lobo Antunes desconocía en aquel contexto a qué se refería el docente y por eso le contó el episodio a su padre, quien «se levantó y salió corriendo». La consecuencia fue que el maestro resultó suspendido en sus funciones y estuvo dos meses sin aparecer por el instituto.

«Cuando volvió, no le dejaron enseñar en el aula donde yo estaba. Así se solucionó el problema de la leche en la ‘pistolita’ de una vez por todas», manifestó en tono jocoso