Harry y Hermione, los dos protagonistas, en una escena de la próxima entrega cinematográfica de Harry Potter

Harry Potter, gratis y en castellano, cuatro meses antes de su lanzamiento oficial

MADRID. JOSÉ MANUEL NIEVES
Actualizado:

Se llama Daniela y, en su página web, dice tener «3+4 años... o sea, 7», aunque enseguida aclara que se trata de una broma y que «podemos organizar un concurso para que adivinen mi edad...». Daniela nació «en el sur de Argentina, en un lugar pequeño (aunque cada día crece más), llamado Bariloche» y asegura que «todos los días recibo lechuzas preguntando más datos sobre mí...». ¿Lechuzas? Claro, son las lechuzas quienes se encargan de llevar de un lugar a otro los mensajes y los recados de los alumnos de Hogwards. Y Daniela es una de las mayores admiradoras de ese colegio, el más extraordinario que se pueda imaginar, y del mundo mágico que le rodea. Por eso llama «lechuzas» a los mensajes de correo electrónico que recibe diariamente interesándose por ella o por cualquiera de las cuestiones relacionadas con Harry Potter, el personaje y tema central de su página en Internet (www.harrymania.com.ar)

La cuestión es que Daniela, junto a un grupo de buenas amigas (Hollie, Mayela y Mery) y la colaboración desinteresada de decenas de voluntarios anónimos, acaba de terminar la hazaña de traducir al español los treinta y ocho capítulos (870 páginas en su versión inglesa) de «Harry Potter y la Orden del Fénix» la quinta entrega de los aventuras del joven mago británico. Y la ha «colgado» en su página web, a disposición de todos los internautas de habla hispana que quieran leerla. Gratis y sin necesidad de esperar hasta el 21 de febrero de 2004, fecha oficial del lanzamiento del libro en castellano.

Aportaciones voluntarias

El proceso de traducción ha sido largo y complicado. A través de un «foro de traducciones» habilitado en su misma página web, los internautas que desearan colaborar han ido enviando, durante meses, sus aportaciones, en forma de capítulos del libro traducidos al castellano (la versión inglesa se lanzó en todo el mundo el pasado 21 de junio) o de correcciones y mejoras a los capítulos ya traducidos por otros «colaboradores». La joven dueña de la página web ha contado también con la ayuda de una traductora profesional, que ha «pulido» los capítulos a medida que se iban añadiendo a la web, y de una periodista, que se ha encargado de dar al contenido un «baño de estilo». Por último, en el foro de traducciones se reciben continuamente mensajes de internautas que aportan sugerencias, correcciones o avisan de los errores que cada uno de ellos ha detectado. Daniela y sus amigas van añadiendo paulatinamente las mejoras y el resultado, ayer, era que 37 de los 38 capítulos del libro llevaban ya el cartel de «completo y corregido».

En su ya famosa página, Daniela da las «gracias a los mas de 100 magos y brujas duchos en lenguas extranjeras que se ofrecieron a traducir» y aclara que «estas traducciones son hechas por fans y aunque están basadas en el libro original pueden tener errores y horrores.... Si sabes muy bien inglés y tienes experiencia traduciendo, ¿podrías darles una revisada y mandarme un mail con correcciones? Thanks».

Sin fines comerciales

Daniela, consciente de los problemas legales que puede conllevar su hazaña, añade, sin embargo, este aviso en su página: «Por favor, si copias estas traducciones para divulgarlas, menciona con un link a Harrymanía. Y de más está decir que está totalmente prohibido copiarlas con fines comerciales. Los editores del libro han sido muy claros y perseguirán legalmente a todos los que intenten obtener lucro sobre las traducciones».

Pero los editores del libro han hecho algo más que eso. Desde un ordenador situado en la redacción de ABC, Sigrid Kraus, directora editorial de la editorial Salamandra, que detenta los derechos de la versión castellana de «Harry Potter y la Orden del Fénix» en todo el mundo, no daba crédito a sus ojos al contemplar la página de Daniela. «Habíamos tenido alguna traducción parcial, pero nada como esto». Sin embargo, la ejecutiva de Salamandra no cree que la traducción y su difusión responda a intereses comerciales: «Se nota que es algo espontáneo. Un grupo de chiquillos que se han propuesto una meta y la han realizado. Estas cosas sólo son posibles en la era Internet».

Acciones legales

Sigrid Kraus afirmó a ABC que la editorial no emprenderá acciones legales contra los titulares de la página web «ya que nosotros no tenemos los derechos electrónicos de la obra, que pertenecen a la propia autora, J.K. Rowling». Puestos en contacto con los representantes legales de la célebre escritora británica (representada por la Christopher Little Agency) la respuesta fue más contundente. Los abogados explicaron que ya conocían la existencia de la página web desde el pasado mes de agosto (cuando el libro estaba aún incompleto). En aquél momento la página fue cerrada, pero ahora ha vuelto a publicarse, en otra dirección. Los representantes de J.K. Rowling aseguran que «van a usar todos los medios para preservar la integridad de la versión oficial en castellano, que saldrá el próximo 21 de febrero. Hay que defender el libro también de las agresiones electrónicas y lo haremos porque tenemos los derechos para ello».

Según el índice de Internet Alexa, la página de Daniela, que existe desde el año 2000, ya ha recibido casi un millón de visitas, casi todas ellas concentradas en el pasado mes de julio, coincidiendo con los primeros compases del proyecto que ahora acaba de terminar.