El escritor y director de FIBABC Pedro Touceda junto al actor Álvaro Morte, protagonista de «La casa de papel»
El escritor y director de FIBABC Pedro Touceda junto al actor Álvaro Morte, protagonista de «La casa de papel»

«Los elefantes andan descalzos y no usan paraguas», de Pedro Touceda, entra en el Top 20 de Amazon/Kindle en la categoría de cuentos

Una de las sorpresas del año es un libro escrito en facebook y autoeditado por su propio autor

MADRIDActualizado:

Parece el guion de una película. Un periodista de 60 años, que ya se autoeditó en los 80 varios libros de relatos que vendía por las calles de Madrid disfrazado de hombre anuncio, decidió en septiembre de 2018 crear su próximo libro en su muro de Facebook. Pero no sabía de qué quería escribir. Hizo varios relatos algo experimentales, buscando ante todo la originalidad, y tuvo una mediocre aceptación. Una noche decidió contar un episodio de su infancia y luego otro y otro, y sus amigos y seguidores se fueron «enganchando» a esos ejercicios de nostalgia que contenían grandes dosis de ironía, de anécdotas surrealistas y, también, cierta hondura emocional.

Poco a poco sus lectores fueron creciendo y ellos mismos le animaron a que recopilase, novelase y publicase aquellos relatos en un volumen a través de una editorial. «Tras las madrugadas en las que no publicaba porque me quedaba dormido de cansancio -comenta Touceda-, me escribían los lectores protestando. Muchos me decían que, nada más levantarse, lo primero que hacían eran leerme. Y, claro, me medio regañaban por dejarles con la miel en los labios aquel día. Nunca he tenido un chantaje emocional tan bonito para obligarme a escribir».

Touceda siguió relatando a un buen ritmo, siempre de madrugada, y a mediados de febrero de este año decidió ordenar aquella tormenta creativa para presentarla a diferentes editoriales. Como de ninguna recibió un veredicto favorable, comenzó a contactar con diversos sellos de autoedición. «Al final me decidí por Letrame por puro instinto -reconoce Touceda-. Todo lo que ha sucedido después ya es un relato en sí mismo. El libro acaba de entrar en el Top 20 de Amazon/Kindle en la categoría de cuentos. Aunque es un top un poco "ascensor", hace solo unos días estaba a cientos de kilómetros de los 20 primeros».

El autor presentó su libro, a caballo entre la novela y los libros de relatos, el pasado 26 de junio en el Museo ABC de Madrid con lleno hasta la bandera. «A la mayoría de la gente no la conocía -reconoce Touceda-, eran amigos de Facebook con los que había chateado pero nunca coincidido cara a cara».

En solo quince días, y pese a la modestia económica de su proyecto, se han ido sumando a la fiebre por sus «elefantes» muchos lectores que le escriben personalmente para saber dónde pueden conseguir su obra. «El caso más reciente y maravilloso me ha ocurrido en un grupo de facebook, “Seguidores de Nieves Concostrina”, donde publiqué un relato en plan, ¡por favor, que alguien me haga caso!, y la respuesta de los miembros de ese grupo fue espectacular».

Cientos y cientos de «me gusta», cientos y cientos de comentarios de lectores, sobre todo lectoras, que han aplaudido cada relato que ha ido subiendo al grupo. «Quiero dejar claro que no soy ningún gurú, “influencer” ni nada por el estilo… Lo que para mí tiene más valor es que la gente invierta cinco o diez minutos en leerme cuando lo habitual en internet es “picotear” y saltar de un sitio a otro. Diversas emisoras de radio ya me han abierto sus puertas y el entusiasmo por mi libro de quien me entrevista es sorprendente. Es un libro pequeño, humilde, pero tiene algo que llega a la gente de una manera singular. No tengo ni idea el qué es, aunque una cosa está clara: miles y miles de internautas de muy diversos lugares de España y de otros países no pueden equivocarse. Y si leen mis relatos y los comentan con tanto cariño, por algo será».

En tan solo quince días los ochocientos ejemplares en papel de la primera tirada están a punto de agotarse en nuestra red de distribución. Como consecuencia, la editorial ya está preparando una segunda edición de «Los elefantes andan descalzos y no usan paraguas».