El escritor Amin Maalouf
El escritor Amin Maalouf - Ignacio Gil

Amin Maalouf: «En el mundo árabe ha faltado un siglo de las luces»

El escritor libanés presenta su nuevo libro, «Un sillón que mira al Sena», en el que repasa cuatro centurias de cultura europea

MadridActualizado:

Amin Maalouf, escritor libanés y miembro de la Academia Francesa (la RAE de nuestro país vecino), presentó, el día de apertura de la Feria del Libro de Madrid, su nuevo libro, «Un sillón que mira al Sena» (Alianza Editorial). En su nueva obra, Maalouf explora cuatro siglos de cultura francesa y europea, a través de los académicos que le precedieron en el sillón 29.

La idea del libro le surgió por compromiso y por cierto remordimiento, como expresa el autor en el preámbulo. Es habitual que cada nuevo miembro de la Academia Francesa realice una breve semblanza sobre el anterior integrante, en el caso de Maalouf, el antropólogo Claude Lévi-Strauss. En el proceso, fue descubriendo a otros predecesores, y le apetecía «conocer mejor a todos esos personajes» a los que ahora le une «una filiación espiritual».

«Un sillón que mira al Sena» es un sincero repaso por la cultura occidental desde 1634, cuando el primer ocupante de su sillón accedió al cargo. Curiosamente, este primer predecesor solo duró 14 meses; el «inmortal» (así se llama a los miembros de la Academia) se ahogó en un río cuando trataba de salvar a su pupilo. Escribirlo ha sido un placer para Maalouf, quien aseguró que «a veces se escribe con dolor», y espera haber transmitido la felicidad que le ha aportado hacerlo.

El escritor, heredero de la cultura francesa y libanesa, no oculta sus preocupaciones sobre Occidente. Él huyó de Líbano cuando estalló la guerra civil en 1975. Recuerda lo fácil que le resultó salir: «me subí a un barco con destino a Chipre, allí necesitaba una carta de recomendación para viajar a Francia, y tardé lo que dura un café en conseguirla». Sus facilidades le hacen pensar que aquel mundo parece otro planeta si lo comparamos con nuestros días.

Pero «las cosas han cambiado mucho en Francia» desde que llegó, aseguró con seriedad. «No quiero tirar piedras contra nadie, para todos es duro afrontar la tragedia de los refugiados, pero sí que añoro otra época», expresó. Según Maalouf, estamos en un momento de impostura, en el que se dice que vivimos con más libertad, pero el mundo «nunca ha estado tan cerrado como ahora».

Le inquieta cómo la sociedad se está transformando, «se está cerrando frente a la gente nueva que llega a Europa y surgen movimientos políticos que responden a esa inseguridad, y son movimientos que deterioran la democracia y los valores ilustrados. Me inquieta porque conocí otra época. Me escandalizo con los discursos que llegan desde Estados Unidos, y me escandalizo porque no son la excepción», declaró.

La cultura del mundo árabe, al que pertenece, también le preocupa. «Allí ha faltado un siglo de las luces. Hace falta desarrollar un nuevo enfoque para las relaciones entre la sociedad y la religión, y la manera en la que se abordan los textos sagrados», explicó. Cree que esa situación cultural ha hecho que se llegue a un momento tan peligroso como el que está ocurriendo actualmente en Oriente Próximo.

Maalouf, como hombre de letras y de lengua, siente ciertas preocupaciones por el estado lingüístico del viejo mundo. «La cultura francesa está perdiendo terreno, algo que le ocurre también a la española», cree que lo anglosajón ha llenado muchos espacios, y el mundo «pierde diversidad cultural y lingüística. A través de la lengua se transmite la cultura, las diferentes civilizaciones. Si nos aproximamos a un mundo con una sola lengua, nos empobreceríamos mucho», aseguró el escritor. «Cada país europeo necesita su propia lengua para acceder a la modernidad, hay que aprovechar esa diversidad cultural», zanjó.

No dio pistas sobre cuál será su próximo libro, nunca lo hace, aunque es probable que tengamos más, como siempre, por sorpresa, como aseguran en la editorial. «Nunca digo sobre qué trabajo, ni mi mujer lo sabe. Eso me permite estar a solas con la historia que hago», explicó. Además de «Un sillón que mira al Sena», Alianza ha reeditado «León el Africano», la primera novela de Maalouf.