J. K. Rowling, escribiendo
J. K. Rowling, escribiendo - abc

Los secretos de Harry Potter, en la bibliografía publicada de J. K. Rowling

Se publica en Gran Bretaña el más detallado estudio sobre la creación de la saga, que incluye la correspondencia con sus editores

Actualizado:

Un nuevo libro, publicado por Bloomsbury, titulado «About J.K. Rowling: A Bibliography 1997-2013», ha vuelto a poner de actualidad a la creadora del mago más exitoso de la historia de la literatura: Harry Potter. Se trata de una obra muy amplia, de alto precio: 64,99 libras esterlinas, en el que un estudioso, Philip Errington, ha reunido toda la información disponible sobre los procesos de edición de las novelas cuya trama se desarrolla alrededor de la escuela Hogwards de magia y hechicería.

Datos de edición, bibliográficos y sobre todo, de la correspondencia de la autora con sus editores convierten a esta nueva obra en un pozo de los múltiples secretos que los investigadores y los fans podrán aún encontrar en torno a ese universo.

El libro se ha publicado la pasada semana. Philip Errington detalla como nunca hasta ahora se había sabido el trabajo de corrección y las dudas que la autora compartía con sus editores durante la creación de la saga.

Una de las más llamativas novedades es la que rodea a los títulos, ya que J. K. Rowling trabajó siempre con varias versiones hasta decidirse por una. Sobre todo «Harry Potter and the Goblet of Fire» traducido al español como «Harry Potter y el cáliz de fuego».

El cuarto episodio estuvo a punto de titularse «Harry Potter and the Death Eaters» («Harry Potter y los devoradores de la muerte»), «Harry Potter and the Three Champions» («Harry Potter y los tres campeones») o «Harry Potter and the Fire Goblet», otra variante del título definitivo. Ciertamente hay que reconocer, como informa el diario «The independent», que la autora supo elegir el mejor título de todos.

Entre los secretos revelados en el libro de Errington, figura el hecho de que los editores le dijeron a Rowling que la segunda entrega, «Harry Potter y la cámara de los secretos» era excesivamente larga. Su respuesta, entusiasta, fue que acabó realizando mucho más esfuerzo en reducirlo del que el editor podía haber querido y añadió: «Estoy muy contenta con el resultado ahora, algo que no ocurría antes». Ni corta ni perezosa, seguía: «La parte más dura, la reescritura de algunas partes que quería hacer ya está superada, así que si consideráis que necesita más cortes después de esto, estoy dispuesta a hacerlos con mayor rapidez».

Sin embargo, Rowling se mustró mucho menos comprensiva con los editores en el caso de «Harry Potter y el prisionero de Azkaban». Les acusó de ponerla enferma con sus comentarios. La autora ha declarado su respeto por el trabajo de Errington. El libro de esta bibliografía, de 544 páginas es, para ella, «digno del nivel de detalle y la dedicación a este trabajo que con entrega y total esclavitud ha logrado un resultado alucinante».