Ramón de España
Ramón de España - ISABEL COIXET

Ramón de España: «Walt Disney es el referente de la Cataluña de Mas»

El periodista publica «El derecho a delirar», crónica de otro año en «el manicomio catalán»

Actualizado:

«Diada» del 11 de septiembre de 2013. La Generalitat anuncia los fastos del Tricentenario de 1714 y las huestes soberanistas vuelven a ocupar Barcelona. Ramón de España toma nota de lo que denomina «el patriótico Corro de la Patata». Nace la segunda entrega de «El manicomio catalán», reflexiones de un «barcelonés hastiado» reunidas en «El derecho a delirar». Doce meses que culminarán con la V y que al autor le parecen el «Día de la Marmota».

A los nacionalistas, observa el cronista, «les encanta sentirse tan oprimidos como el que más, ofendiendo de esta manera a quienes sufren una genuina opresión…» No es lo mismo la opresión real que la imaginaria: «La primera compete a los políticos; la segunda, a los psiquiatras». Como en «Alguien voló sobre el nido del cuco», una hirsuta enfermera impone los métodos del manicomio; en el caso catalán, Carme Forcadell a Artur Mas: «La sirvienta le está cantando las cuarenta al señorito, que en mala hora recurrió a ella para que le alborotara el gallinero… dentro de un orden».

En la vanguardia de la fantasía

Forcadell, añade Ramón de España, es, después de Junqueras, «la segunda criatura de ERC a la que Mas alimenta e hipertrofia. La señora Forcadell es como Pilar Primo de Rivera pero en soberanista». «El derecho a delirar» es un desfile de personajes mesiánicos. Desde las dos lideresas de la ANC y Òmnium, a la monja Forcades, pasando por el nacional-catolicismo montserratino y el carlismo comarcal. «Después de oír al President invocar como referentes políticos a Gandhi y Luther King, el más adecuado es Walt Disney». Cataluña, en la vanguardia de la fantasía: «En estos momentos, no lo dudemos, hay alguien a punto de descubrir la catalanidad de Jesucristo, Leonardo da Vinci, Napoleón o el Pato Donald… Y cobrando por ello».

–¿Se esperaba que Jordi Pujol fuera un evasor de capital?

–Lo suponía austero y que eran los de su entorno los que trincaban. Pero como escribo en mi libro, se sigue comportando como si aún fuese el puto amo. Sí, hombre, sí –parece decirnos, ya daré explicaciones pero a mi ritmo, cuando me salga del níspero.

«Ahora que puedes ser español según te plazca, se impone una sola forma de ser catalán»

–Es inquietante oír hablar de Movimiento Nacional en Cataluña...

–Con Franco sólo se podía ser español de una sola manera y ahora que puedes ser español según te plazca, se impone en Cataluña una sola forma de ser catalán…

–La izquierda ha tenido mucha culpa... usted aconseja «chapar» el PSC...

–Maragall fue una desgracia para la política catalana. Mucha gente lo votó para que hiciera lo contrario de Pujol… En lugar de su adversario se convirtió en su heredero. Con Montilla la cosa fue a peor. Y no hablemos de Iniciativa, o de los líderes sindicales que se fotografían con Muriel Casals...

–¿Qué ocurrirá tras la pseudoconsulta del 9-N?

–Esta es una revolución de pequeños burgueses egoístas. Hoy día ser nacionalista es lo más previsible, burgués y rancio que puede ser un joven... Si en Madrid exhibieran tanta camiseta y tanta bandera estaríamos hablando de fascismo. El 9N sólo servirá para mantener la tabarra nacionalista... No me imagino a Junqueras haciendo de Companys en el balcón de la Generalitat. Creo que volveremos al veinte por ciento de independentistas. Hay mucho oportunista subido al carro.