Muere el escritor Ignacio García-Valiño
Ignacio García-Valiño ha fallecido a los 46 años de edad en Marbella - chema barroso

Muere el escritor Ignacio García-Valiño

Finalista del Premio Nacional de la Crítica en 1997 y del Premio Nadal en 1998, ha fallecido a los 46 años a causa de un cáncer cerebral

Actualizado:

El escritor Ignacio García-Valiño (Zaragoza, 1968) ha fallecido este sábado día 5 de julio en Marbella, víctima del cáncer cerebral que padecía. Autor de ensayos, novelas y obras de literatura infantil y juvenil, fue finalista del Premio Nacional de la Crítica en 1997 y del Premio Nadal en 1998.

[Lee su entrevista con ABC en 2008: «Los escritores deben defender la cultura frente a la superstición»]

García-Valiño dedicó buena parte de su vida a la literatura, que alternó con su trabajo como psicólogo educativo. Esta faceta le permitió escribir varias obras de literatura infantil y juvenil como «Pablo y el hilo de Ariadna» (2003), «Donoso, el oso pringoso» (2006), «Timoteo, el feo» (2006) y «Yago, el cocodrilo vegetariano» (2007).

Con 25 años publicó su primer libro de cuentos «La caja de música y otros cuentos» (Zaragoza, 1993). Dos años después alumbró su primera novela titulada «La irresistible nariz de Verónica» (1995) que fue Premio José María de Pereda. Su segunda novela, inspirada en un relato bíblico, fue «Urías y el rey David» (1997), con la que quedó entre los finalistas del Premio Nacional de la Crítica en el año de su publicación.

Hijo y nieto de militar, se crió en un entorno castrense nada acorde con su carácterCon su tercera novela «La caricia del escorpión», fue finalista del Premio Nadal en 1998 y se dio a conocer a un espectro más amplio de lectores. Hijo y nieto de militar (su abuelo fue el general de división Rafael García-Valiño, notable aliado de Franco en la Guerra Civil), nunca pudo librarse de pisar ciertos ambientes castrenses nada acordes con su carácter: residencias militares de veraneo, las piscinas de la Academia General Militar de Zaragoza, los almuerzos en el Centro Regional de Mando… «Todo lo cual no hizo sino reafirmar su talante izquierdista y antimilitarista de juventud y su fobia a las estructuras rígidas y jerarquizadas», cuenta en su página web.

En 2008 publicó «El corazón de la materia», acerca de las indagaciones de un físico de partículas marcado por la pérdida de su pareja sentimental. Su último trabajo fue un cruce de géneros, entre el ensayo testimonial y la narración literaria, titulado «Educar a la pantera; comprender y corregir la conducta antisocial de los más jóvenes» (Debate, 2010), que analiza el problema de la agresividad infantil y juvenil desde la psicología y la educación, a la lectura de su propia experiencia.