Sabes más inglés del que te piensas
Damián Mollá (izq) y Alberto Alonso (der), autores de «This Book is the Milk!» - ANGEL DE ANTONIO

Sabes más inglés del que te piensas

Actualizado:

¿Te acuerdas de cuál era nombre del café en el que trabajaba Rachel en la serie «Friends»? Se llamaba «Central Perk». Pues bien, «to perk» es el sonido que hace la cafetera cuando se hace el café. Otra prueba: ¿Sabes decir «gripe» en inglés? Si no es así, seguro que cuando se extendió lo que llamaron la «gripe del pollo» por todas partes escuchaste que el Gobierno compraría «Tamiflu». Pues esa vacuna se llama así porque «flu» significa «gripe».

Estas dos pruebas tienen un sentido: conocemos mucho más inglés del que creemos saber. No somos conscientes de que nuestro cerebro tiene ya retenidas muchas más palabras de las que pensamos haber asimilado con nuestro estudio, que probablemente sea de años, de esta lengua que parece que a los españoles se nos resiste. Es la conclusión a la que han llegado Alberto Alonso y Damián Mollá, los autores de « This Book is the Milk! (El inglés que no sabías que sabías)», quienes aseguran ir a «convertir a los que odian el inglés».

Alberto, profesor de inglés de Vaughan TV y Vaughan radio, y Damián Mollá, colaborador de «El Hormiguero», coincidieron precisamente a través de este idioma. Cuando Damián era estudiante de esta lengua terminó conociendo a Alberto y forjaron su amistad jugando a «tonterías» y «picándose» al preguntarse por el significado de algunas palabras y formas de expresión. Así, poco a poco, fueron dando forma a lo que más tarde plasmaron en su libro sirviéndose, además, de la combinación de dos culturas ya que Alberto, de padre español y madre italiana, nació en Estados Unidos.

«La información de cada día, llena de palabras en inglés que no empleamos»Su idea es clara: la información de cada día está llena de palabras en inglés que no sabemos emplear a pesar de conocerlas y, por tanto, podríamos usarlas para aprender inglés. De paso, acaban con un mito: los españoles no tenemos ninguna dificultad especial para asimilar el inglés.

El fallo, lo que provoca que en España sólo un 1% hable inglés, radica en que hemos aprendido este idioma de una forma «impuesta, estática y antinatural». «No nos lo han enseñado para que nos guste. Lo hemos enfocado mal, cuando un idioma es algo bonito, creativo, poético, libre», asegura a ABC.es Damián. Alberto, por su parte, pone énfasis en la técnica de enseñanza a la que estamos acostumbrados: «Un niño pequeño escucha, escucha y escucha durante al menos durante dos años y asimila. No hay presión para que empiece a hablar. Nosotros no tenemos dos años, pero lo que tenemos que hacer es escuchar y, cuando creamos estar cómodos, echarlo fuera y hablar, que nos corrijan. Luego, es el turno de leer y escribir. Justo nos lo han enseñado al revés».

«¿Come, came, come?»

De hecho, seguro que prácticamente todo aquel que se haya propuesto firmemente estudiar esta lengua recuerda la tabla de los verbos irregulares con las tres columnas. «De lo que se trata es de llegar a través del uso de las cosas que nos gustan; las marcas, los productos, las series, películas... Hay que asimilar el inglés de otra forma, no a través del 'come, came, come' de toda la vida», explica Alberto.

Por todo esto los dos autores aseguran que su propósito es el de «activar esa parte del cerebro» para que asocie las palabras que ya conoce del inglés. «Estamos usando el inglés todos los días y no nos estamos dando cuenta. Se trata de activarnos, de que una vez que veamos que eso es así, ya lo convirtamos en un vicio, en un vicio sano», explica Damián.

Para probarlo, nos ponen más ejemplos e ilustraciones como la siguiente. Primero, la pregunta: ¿Por qué Snoopy tiene la nariz tan grande?

La respuesta es porque Snoopy significa «fisgón», «cotilla».

Lo que tratan de expresar es, como hemos visto, cómo el inglés está mucho más presente de lo que somos conscientes en nuestro día a día. Muchos padres tienen miedo de que a sus hijos les hagan «bullying» en el colegio. Pero, ¿qué significa «bully»? Significa simplemente «matón, abusón». Por eso practican el «bullying». En algo tan común como son los comics también encontramos expresiones que nos dicen mucho más de lo que creemos. Tal y como explica Damián, en las onomatopeyas de estos libros encontramos «verbos reales en inglés». Por ejemplo, cuando chocan dos coches en un cómic pone: «crash!». Precisamente «to crash» es «chocar» en inglés.

Con todo, y pese a la baja cifra de españoles capaces de hablar con buen nivel de inglés, ambos creen que es una tendencia que está cambiando. «Hoy en día quien no aprende inglés es porque no quiere. A nuestro alcance tenemos internet, una herramienta con la que descubrir el idioma», explica Alberto, quien también defiende que de lo que se trata es no sólo de aprender una lengua, sino también de «cambiar nuestros hábitos». «Va más allá de aprender un idioma, se trata de cambiar la forma de comunicarnos», explica.

Para empezar con esta nueva «inmersión», aquí tenemos más pruebas con las que aprender:

Pregunta: ¿Por qué Bugs Bunny siempre está chinchando a Elmer?

Respuesta: Porque «to bug» es molestar.

Pregunta: ¿Qué significa «Robin, el ayudante de «Batman»?

Respuesta: Significa «petirrojo».

Pregunta: ¿Quién es Harry Potter?

Respuesta: No es otro que «Enrique el alfarero», el «ceramista». «Pot» es «olla» o «maceta».