Helen Oyeyemi: «Si los niños entienden los cuentos no son niños, son adultos»
Helen Oyeyemi, durante su visita a Barcelona - jordi esteban

Helen Oyeyemi: «Si los niños entienden los cuentos no son niños, son adultos»

La revista Granta sitúa a la autora de «El señor Fox» entre los mejores novelistas ingleses de 2013

sergi doria
Actualizado:

Escribir y publicar una novela con sólo dieciocho años supone ser muy bueno o muy osado. Nigeriana de nacimiento, Helen Oyeyemi abordó la soledad infantil en “La niña Ícaro” (El Aleph, 2005)… Siete años después, y gracias a “El señor Fox” (Acantilado), se encuentra muy bien acompañada en la lista de los mejores escritores ingleses de 2013 que promueve la revista Granta. En este periodo de tiempo, la estudiante de Cambridge que cambió las ciencias políticas por los cuentos de hadas ha pasado de buscar las emociones a emocionarse con la escritura.

Deudor de Barba Azul y la “Rebecca” de Daphne du Maurier, “El señor Fox” es la historia de un trío, con un escritor que prefiere a Mary, una mujer imaginada, que a Daphne, su esposa en la vida real. El resultado da una profunda y emotiva reflexión sobre las relaciones de pareja y la fidelidad. “Desde los ocho años me enamoré de novios de ficción y al escribir la novela constaté hasta que punto conectaba con esa experiencia: el asunto es cómo puedes quedarte atrapado en una relación… En el caso de Barba Azul, nunca tiene una ex porque las ha matado a todas” ironiza la escritora.

Como afirma uno de los personajes, ir encabalgando fantasías es jugar con gasolina. Al principio, añade Oyeyemi, su novela componía un thriller correcto, pero que no le satisfizo por demasiado convencional. Después de leer la historia tradicional inglesa de “El señor Fox”, desechó todo lo que había escrito y dio rienda suelta a la imaginación integrando episodios inspirados en esos cuentos presuntamente infantiles que destilan crueldad: “Son esas historias que te cuentan desde niño en las que hay muertes, secuestros y cuerpos despedazados: si un niño entiende un cuento de esos no es un niño, es un adulto”.

La afirmación, aclara, nos supone una condena de Disney al que admira. Mientras daba forma a “El señor Fox”, Oyeyemi leyó las “Transformaciones” de Anne Sexton y “El huevo de Barba Azul” de Margaret Atwood, entre otros autores. “Escribir es una forma de conversar con nuestros escritores predilectos, aunque a veces pienso que con tanto libro quizá sería mejor leer que escribir”, apostilla.