Los primeros best-seller españoles
Portada de un número de «El Coyote», de Mallorquí - coleccion eguidazu

Los primeros best-seller españoles

La Casa del Lector abre la muestra «Hoy es ayer», dedicada a la literatura popular: Lafuente Estefanía, Mallorquí, Corín Tellado...

Actualizado:

Antes de que la palabra best-seller se convirtiera en uno de los ejes principales del mundo literario, ya existían en España una serie de editoriales y autores que apostaron por la literatura popular, fácil de ser asimilada por el gran público, de textos fáciles y asequibles, tramas mayormente heroicas y precios muy bajos, además de un formato muy cómodo que permitía a todos ir con su libro en el Metro o en los trayectos en el autobús, en aquellos años muy anteriores al régimen democrático y a que España se incorporara definitivamente y oficialmente a Europa. Su origen se sitúa en los últimos años del siglo XIX, pero continuaron muy activas hasta mediados del XX.

Eran colecciones como las de Juventud, Bruguera, Molino, El Gato Negro, Clíper, Maucci, Sopena, Cíes... autores como Marcial Lafuente Estefanía, José Mallorquí, Corín Tellado, Guillermo López Hipkiss, Carmen de Icaza... y sagas como las de El Coyote, Luchadores del Espacio, FBI, Biblioteca Oro, La Saga de los Aznar, Hombres del Oeste, Violeta, La Novela Deportiva,Rodeo, El Pirata Negro o La Novela Rosa...

Al hilo de esta peculiar literatura y de estas colecciones que, generalmente sin gran calidad sí que valieron para incorporar al hábito de la lectura a las clases populares, la Casa del Lector, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la Colección Eguidazu de Literatura Popular han inaugurado en la propia Casa del Lector la exposición «Hoy es ayer», cuyo comisario es, precisamente, Fernando Eguidazu, propietario de este bonito repertorio..

Según los organizadores de la muestra, «las personas que visiten la muestra tendrán ocasión de comprobar cómo la literatura de masas constituyó, en ocasiones, un potente artefacto de difusión ideológica y generación de valores. Las cubiertas de las novelas que se han seleccionado para la exposición dan cuenta de un imaginario asociado a una realidad sociopolítica donde la asignación de roles venía marcada desde la cuna. La violencia contra la mujer, el desprecio del diferente, la compasión mal entendida, la pobreza como condena histórica redimida por la práctica de la caridad, asimilada como mal inexorable, son algunos de los caracteres de una etapa pre-democrática que, en cierto modo, perviven en nuestros días».