Dan Brown: «Las cuestiones éticas son los misterios más fascinantes»
Dan Brwon, esta mañana en la Biblioteca Nacional de Madrid - efe

Dan Brown: «Las cuestiones éticas son los misterios más fascinantes»

El escritor estadounidense ha presentado esta mañana en el Biblioteca Nacional de Madrid su nueva novela, «Inferno» (Planeta), inspirada en «La Divina Comedia» de Dante y que ya se ha convertido en superventas

Actualizado:

Dan Brown (Exeter, New Hampshire, Estados Unidos, 1964) ha aterrizado en España envuelto en una gran expectación, la publicación de su sexta novela «Inferno» que, a pesar de las críticas, se ha convertido en superventas en tan solo unos días. Tras presentarla en Nueva York, en Londres y en la ciudad alemana de Dusseldorf, esta mañana lo ha hecho en la Biblioteca Nacional de Madrid ante un auditorio multitudinario, en una visita relámpago que durará apenas 48 horas. Después le espera Florencia, fin de su gira y el escenario donde se desarrolla esta novela.

Los ruidos de los flashes anticipan la llegada del escritor que gracias a libros como «El Código Da Vinci», traducido a 54 idiomas y del que se vendieron 80 millones de ejemplares en todo el mundo, se ha convertido en uno de los autores más rentables (en total ha vendido 200 millones de libros) para las editoriales. «Si abandonara el personaje de Robert Langdon cincuenta editoriales se pondrían muy nerviosas», ha bromeado Brown ante la posibilidad de cambiar su línea de trabajo. «Algo que algún día haré», ha asegurado.

De momento, el autor estadounidense ha vuelto a embarcar a Langdon –«que no es mi alter ego. Mi vida es mucho menos interesante y más solitaria», ha confesado– en una nueva aventura, la cuarta después de «Ángeles y demonios», «El Código Da Vinci» y «El símbolo perdido», que en esta ocasión se desarrolla en Florencia, cuna de Dante Alighieri, cuyo texto, «La Divina Comedia», ha servido de inspiración al escritor.

«Leí el libro a los 18 años cuando estaba estudiando italiano, y después lo he releído en diferentes versiones incluida la de Roberto Benigni, que me encanta Es un hombre como mucho talento», ha explicado en inglés en una comparencia trufada de palabras en español -estudió Historia del Arte en Sevilla-. «A pesar de que se escribió hace 700 años, es un libro muy moderno», ha señalado.

El poder de los símbolos

También es su primera incursión en un mito literario, tras haber escrito relatos relacionados con la historia y el arte (Leonardo da Vinci). Asegura que una de las cosas que le atrajo de «La Divina Comedia» fue el infierno.«que está lleno de símbolos, y los símbolos son algo muy poderoso porque significan lo mismo para todos. Tiende puentes entre diferentes idiomas y culturas».

«Este no es un libro activista pero me preocupa el futuro del mundo»Si bien el primer nivel del libro es una demostración de acción trepidante, de intriga, sangre y personajes malvados «que espero que al final no parezcan tan malos», también encierra ciertas inquietudes de Brown. «Este no es un libro activista pero me preocupa el futuro del mundo». De ahí que aborde no uno de los grandes problemas, sino «el gran problema del mundo, la superpoblación, que requerirá una respuesta muy grande. En 85 años -ha explicado- la población se ha triplicado. Cada día hay 200.000 nuevos nacimientos. Todos nosotros, escritores y periodistas, tenemos un podio, una voz y debemos expresarnos a través de un diálogo constructivo para ayudar a resolver el problema. Yo no pretendo encontrar la respuesta», ha subrayado.

Entre la religión y la ciencia

De ahí que para Brown los grandes misterios del futuro pasen por la biología genética y las consiguientes cuestiones éticas. ¿Nos creemos Dios? Esos son los misterios más fascinantes», ha indicado el autor que creció con el alma y la mente dividida entre la ciencia -su padre era matemático- y la religión -su madre era organista en una iglesia-. «Esto me enseñó a cuestionarlo todo». Aunque no siempre obtuvo respuestas.

Como los títulos anteriores, la narración está protagonizada «por personajes ficticios en un mundo real», lo que ha llevado a Brown a documentarse profusamente, «y a hacer muchas preguntas que no me interesaban» para no descubrir el tema de su libro. Una de sus grandes obsesiones y la de su editores, lo que llevaron a los diferentes traductores a trabajar en un búnker en Milán, sin acceso a sus teléfonos móviles e internet.

Brown admite con satisfacción que por sus manos ha pasado numerosa documentación. El documento más apreciado por él y que más le ha emocionado una edición de «La Divina Comedia», «que se encuentra en la Biblioteca Laurenziana de Florencia, escrita pocos años después de la primera publicación, que pude tocar con mis manos, con guantes», ha aclarado.

Lanzamiento millonario

Para este nuevo título, se han lanzado al mercado cuatro millones de libros en la edición inglesa y un millón para la española, además de haberse presentado en catalán (Editorial Empùrias). Antes de abandonar nuestro país, y tras tener un encuentro con libreros, Brown se reunirá con los lectores en el Teatro Goya (calle Sepúlveda), este viernes a las 19,30 horas. También tiene la intención de visitar el Museo del Prado y el Reina Sofía. ¿El escritor estadounidense estará buscando inspiración para un nuevo misterio? ¿Buscará ahora el Código Velázquez?