Eurovisión¿Por qué ha vetado Eurovisión la ikurriña?

Los organizadores del festival no permiten mostrar enseñas que no sean estatales, especialmente de territorios en los que hay una reclamación independentista y vinculadas, ya sea ahora o en el pasado, con la violencia

Actualizado:

La sorpresiva e inesperada inclusión de la ikurriña entre las banderas que no se podrían exhibir en la próxima edición de Eurovisión en Suecia ha generado una breve pero intensa polémica en la que han intervenido desde el Gobierno y los partidos vascos hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores.

La polémica saltaba al hacerse público que en la página web de las empresas que comercializan las entradas para la próxima edición del festival de la canción de Eurovisión, Globe Arena y AXS, se incluían una serie de ejemplos de las banderas cuya exhibición estará prohibida en la gala de Estocolmo.

En dicha web se adjunta una relación, a modo de ejemplos, de banderas prohibidas en la que se incluía a la ikurriña junto a banderas de Estados no reconocidos oficialmente como Palestina, Crimea, Kosovo o el enclave de Nagorno Karabaj, cuya titularidad se disputan Armenia y Azerbayan, entre otras. Bajo el epígrafe de «expresamente prohibida», cerraba esta relación la bandera del grupo terrorista ISIS o Daesh.

Al margen de la lista de banderas «especialmente prohibidas», la organización sólo permite al público mostrar símbolos oficiales de los 42 países participantes, de naciones que ya no formen parten del concurso - Turquía, Portugal o Rumanía, por ejemplo-, y en general los de los Estados miembros de Naciones Unidas. También se admite la bandera de la UE y la arcoíris, símbolo del movimiento de defensa de derechos para personas homosexuales. Esta última es, realmente, la única con connotaciones políticas que el festival admite.

La «lista prohibida» publicada por la organización veta especialmente enseñas de territorios en los que hay una reclamación independentista y vinculadas, ya sea ahora o en el pasado, con la violencia. Este hecho explicaría la inclusión de la ikurriña junto a las de otras de territorios como Crimea, Donetsk o la zona del Nagorno Karabaj.

Tampoco se pueden exhibir a pie de escenario ninguna bandera «local, regional o provincial», lo que excluiría también cualquiera de una comunidad autónoma, y aquellas que contengan mensajes ofensivos, discriminatorios o de carácter religioso. A fin de evitar sorpresas, la seguridad sueca confiscará todas las pancartas que no estén redactadas en inglés.

Pese a las restricciones, es muy frecuente ver banderas de comunidades autónomas españolas en el festival de Eurovisión. Por ejemplo, en el show inicial del concurso de 2013 se pudo ver una bandera asturiana junto a la ganadora Loreen. Un año antes, durante la actuación de Pastora Soler, ondeó al fondo durante casi toda su actuación una catalana.