Manel Navarro y su banda, durante el primer ensayo en Kiev
Manel Navarro y su banda, durante el primer ensayo en Kiev - EUROVISION.TV

EurovisiónAsí será la actuación de Manel Navarro en Eurovisión

El mar, la playa y muchas referencias surferas predominan en una puesta en escena que ha sido recibida con mucha frialdad por parte de la prensa internacional

BARCELONAActualizado:

Tibieza, poca creatividad y una ligera sensación de decepción. El primer ensayo de Manel Navarro sobre el escenario del Centro Internacional de Exposiciones de Kiev no ha superado las expectativas que se habían creado en torno a su puesta en escena para Eurovisión. «Vamos con los deberes bien hechos», señalaba el pasado miércoles antes de poner rumbo a Ucrania el artista catalán, que ha contado con la experiencia del director artístico Hans Pannecoucke para intentar impresionar a Europa con su escenografía. Sin embargo, las primeras reacciones de la prensa internacional han sido muy poco esperanzadoras, que la ven «aburrida» y «carente de originalidad».

Manel Navarro estará acompañado en el escenario por una banda nutrida por tres de sus mejores amigos: Edgar Regincos, al bajo; Marc Monserrat, a la batería; y Pol Niubo, con la guitarra. La puesta en escena arranca precisamente con ellos de espaldas a la cámara en un plano que nos invita a contemplar la tierra desde el espacio, para dar paso al amanecer. Una evolución de una fiesta que ocurre en un día y que busca provocar ganas de vivir. La luz evoluciona desde los azules fríos del universo propuesto a los tonos dorados del amancer.

El mar, la playa y muchas referencias surferas predominan en su interpretación, que alcanzan su máxima expresión cuando, en un plano cenital, Manel y su banda surfean sobre las olas en un curioso juego óptico. El vestuario es claro y sin sorpresas: Tanto Manel Navarro como el resto de la banda llevarán camisas hawaianas para dar un ambiente más playero y surfero.

Tras el ensayo, la delegación española ha admitido que ha habido fallos en la realización que han impedido encajar bien los visuales con la actuación. Aún así, el equipo se muestra "contento" con este primer resultado ya que las claves de la puesta en escena han quedado claras: «alegría, la libertad, el mundo de surferos y la juventud.»

En la sala de prensa, la reacción no ha sido tan entusiasta. No ha habido aplausos para el candidato español y la mayoría apunta a que su propuesta pasa muy "inadvertida". En las valoraciones positivas se destaca sobre todo la actuación "colorista" y la alegría que pretende transmitir.

Tras esta primera toma de contacto, el representante español volverá a pisar el escenario de Eurovisión el domingo para su segundo ensayo. El viernes, una vez celebradas las dos semifinales, comenzarán los preparativos para la final a la que España accede directamente por ser miembro del «Big 5» junto a Francia, Italia, Reino Unido y Alemania. Ucrania, en calidad de anfitrión, también está ya clasificado.