IMPRESCINDIBLES

Warhol, Miró, Tania Bruguera... el arte invade Europa

Los corresponsales de ABC recomiendan las mejores pistas culturales en las capitales del Viejo Continente

Actualizado:

12345
  1. Londres: empatía en la Tate

    Tania Bruguera en la Tate Modern
    Tania Bruguera en la Tate Modern

    Pensada para tomar conciencia sobre la gravedad de la crisis migratoria, la intervención de Tania Bruguera en la Tate Modern pone el foco en nuestra indiferencia ante la misma. Ubicada en la Sala de Turbinas, su propuesta no se ve a simple vista, de forma que el que llega a este inabarcable espacio se topa con un suelo negro. Solo cuando éste recibe el suficiente calor humano (y de un número elevado de personas) de él emerge la imagen de un refugiado. Una metáfora para hacernos entender que solo entre todos podremos solucionar el problema. En una habitación cercana, la cubana «nos fuerza a la empatía», pues una sustancia orgánica suspendida en el aire hace que nos lloren los ojos. Y un número variable se estampa en la muñeca del visitante: el de los migrantes desplazados en 2017 más el de los que murieron hasta el día de la visita. Por IVÁN ALONSO.

  2. Explosión de Pop Art

    Roma rinde homenaje con una gran exposición a Andy Warhol, la figura predominante del Pop Art. Los medios de todo el mundo se hicieron eco en enero de que el arte del católico Warhol iba a ser acogido en el Vaticano. Estaba prevista para 2019 una mostra centrada en la vertiente espiritual de su creatividad. De momento se pospone, pero en el Museo del Complejo del Vittoriano se puede disfrutar, hasta el 3 febrero, de 170 obras que resumen la vida de un genio que cambió la visión del mundo del arte, la música, el cine y la moda. Por ÁNGEL GÓMEZ FUENTES.

  3. La modernidad de Lux Frágil

    Lux Frágil
    Lux Frágil

    La transgresión de Lux Frágil ha revolucionado la capital portuguesa desde que abrió sus puertas. Y ahora, cuando se cumplen 20 años de la inauguración de esta discoteca y espacio expositivo en la vanguardia, una muestra en el complejo posmoderno Hub Criativo de Beato testimonia, hasta el 11 de noviembre, la influencia de Joana Vasconcelos o Pedro Cabrita Reis en el templo fashion, fundado por Manuel Reis y situado junto al muelle de Santa Apolonia. El diseñador y comisario Fernando Brízio refleja estas dos décadas de innovación con esculturas, fotografías, objetos diversos, vídeos y documentos sonoros que se rinden a la electrónica heredera de los mismísimos Kraftwerk. Por FRANCISCO CHACÓN.

  4. Miró y sus sueños infantiles

    «La masía», de Joan Miró
    «La masía», de Joan Miró

    El color de los sueños ( Grand Palais, París) de Joan Miró es una exposición que lo tiene todo: tradición, novedad, locuras, sueños de niño… De entrada, la evidencia: nadie quiso comprar en Barcelona ni en Madrid muchas de las obras maestras del mejor Miró, como La masía, que coleccionistas y museos de EE.UU. adquirieron a «bajo» precio. Esas piezas de los años 20 a 50 del siglo pasado son el núcleo de una retrospectiva muy bella. Si se tiran a la basura los galimatías de las teorías «vanguardistas», la expo puede verse como una cueva de tesoros infantiles. Por JUAN PEDRO QUIÑONERO.

  5. Alemania mucho antes de Merkel

    Lo que hoy conocemos como Alemania hunde sus raíces en 300.000 años de historia cuyos restos arqueológicos presenta el museo Martin-Gropius-Bau de Berlín en una exposición con afán enciclopédico. La muestra reúne piezas tan emblemáticas como la talla de marfil Venus de Hohle Fels, fechada en 40.000 a. C., el Disco del Cielo de Nebra, elaborado en bronce y oro en 1.600 a. C., o el magnífico sombrero de oro (en la imagen) de más de mil años de antigüedad y que continúa fascinando a científicos y artistas. Muchos de los artefactos de la exhibición, que se podrá visitar hasta el 6 de enero de 2019, muestran cómo está relacionado el progreso con el movimiento de las personas, bienes e ideas por toda Europa. «La migración no es la madre de todos los problemas. Es el comienzo del cambio», señala acertadamente Matthias Wemhoff, director del Museo de Prehistoria e Historia Antigua de Berlín. Por ROSALÍA SÁNCHEZ.