«Extractos», aportación de Isabel Cuadrado
«Extractos», aportación de Isabel Cuadrado
ARTE

Las vidas secretas de un libro

Ivory Press, tan vinculado al libro de artista, le da una segunda oportunidad a los volúmenes de una enciclopedia con «No libro»

Actualizado:

En nuestra sociedad actual, en la que el hábito de la lectura se ha convertido en débito, sobre todo entre las nuevas generaciones, y el libro es, ante las embestidas digitales, poco más que un objeto anacrónico y semiolvidado, no deja de resultar paradójico que con frecuencia sea el ámbito plástico el que tenga que insuflarle nuevas energías vitales, fundamentalmente a través de los libros de artista.

Libro de artista-No libro es un proyecto expositivo que ahora llega a Madrid, tras haber sido expuesto en Oviedo. La idea surgió cuando su comisaria tuvo que enfrentarse a la tesitura, siempre compleja, y hasta dolorosa, de vaciar la biblioteca familiar de sus padres. Allí, durmiendo -o purgando- un limbo de olvido sobre sus estanterías, encontró un gran número de volúmenes que parecían destinados a una definitiva omisión. Pero, a veces, los libros nos hablan con voz muda y penetrante.«¿Por qué no nos das una segunda oportunidad -puede que escuchara-, una nueva ocasión de vivir en otro espacio y en otro momento?».

El siguiente paso sería elegir un conjunto de libros, que pertenecían a viejas enciclopedias, y proponer a una serie de artistas que realizaran una obra propia a partir de esos materiales. Se trataba de volver a dar vida a unos objetos que la habían perdido. Sin embargo, los libros no son únicamente contenedores de memoria(s) y conocimiento(s) que sirven tan solo para ser leídos. Son también cuerpos físicos con ánima, capaces de (re)vivir tantas veces como se lo permitamos. Así, cada autor se enfrentó en un inicial proceso de acercamiento personal a cada volumen elegido. Tras ello, vendrían una serie de múltiples diálogos que abarcasen su tacto, su peso, su manipulación, su espacio, su tiempo, sus voces y también sus silencios. Diálogos singulares y plurales que se han plasmado en «nuevos» libros.

Como todo proyecto creativo -y éste lo es, basándose en una buena idea, tan poética como original- y, sobre todo, colectivo, las obras expuestas ofrecen diferentes niveles de resultados; en algunos casos encontramos felices hallazgos, instantes de comunión entre el libro objeto-sujeto y su nuevo «lector», conversaciones a varias voces que delatan una deseable y loable complicidad. Otras, creemos que los trabajos realizados, sea por falta de entendimiento o de sentimiento, no han alcanzado las diversas posibilidades que poseía la propuesta. Destaco las obras de Rafa Sendín, Elisa Torreira, Marta Serna, Eugenio López, Daniel Verbis, Irma Álvarez, Valcárcel Medina, Fernanda Álvarez, Jacobo Castellano, Eugenio Ampudia, Enrique Marty y Fernando Gutiérrez.