Una de las piezas de Cristina de Middel para «The Perfect Man»
Una de las piezas de Cristina de Middel para «The Perfect Man»
ARTE

Verdades y mentiras

«The Perfect Man», de Cristina de Middel, narra una curiosa visión sobre la masculinidad en India a través de la relación del hombre con la máquina y el trabajo

Actualizado:

Después de una larga trayectoria como fotoperiodista, Cristina de Middel (Alicante, 1975), daría un giro radical a su carrera adentrándose en los ambiguos territorios de la foto de creación, sustituyendo la -aparente- fidelidad de la foto documental por la no menos aparente «mentira» de la fotografía escenificada y del falso documental. De hecho, ya afirmó Fontcuberta que el buen fotógrafo es el que miente bien la verdad, dinamitando en gran medida el noema barthesiano del «esto ha sido».

Momento clave en esta evolución es la aparición en 2012 de su fotolibro Los afronautas, editado por los Cuadernos de la Kursala (excelente labor en pro de la joven fotografía española la de Jesús Micó), convirtiéndola en un referente del documento-ficción.

Este nuevo proyecto, el primero en Juana de Aizpuru, se mueve igualmente en las turbias aguas de «la verdad bien mentida». The Perfect Man narra una visión muy curiosa y singular (nadie podría negarle estos adjetivos) sobre la masculinidad en India a través de la relación del hombre con la máquina y el trabajo; eso por lo menos es lo que se nos dice. Combinando el inicio de la película de Chaplin Tiempos modernos junto a un personaje también singular como el doctor Ashok Aswani -auténtico devoto del gran Charlot-, despliega una serie de fotografías en blanco y negro (y azul), francamente ininteligibles que no conducen más que a un cierto desencanto y extrañeza. Para reflexionar sobre el hombre perfecto no hace falta una artista perfecta, pero sí un poco más de sentido y un poco menos de autocomplacencia. No todo vale…