IMPRESCINDIBLES

Tutankamón en París y otras tentaciones

Los corresponsales de ABC nos ofrecen las mejores pistas culturales de las capitales europeas

Actualizado:12345
  1. Tutankamón resucita en París

    Tutankamón… el legendario faraón de la dinastía XVIII que reinó en Egipto circa 1336 a 1327 antes de Cristo. En 1967, otra muestra consagrada al personaje fue visitada por 1.200.000 turistas y fue calificada como «la exposición del siglo». La Grande Halle de la Villette espera mejorar esa marca, presentando hasta el 15 de septiembre doscientas obras propiedad del Estado egipcio en Los tesoros del faraón. La mayoría no han salido nunca de El Cairo. Quizá un poco cansado de «novedades» y «vanguardias», el gran público hace colas inmensas para descubrir unos tesoros que rozan lo mitológico: un gran arte funerario muy anterior a nuestra civilización, proponiendo un «diálogo» entre la vida de los mortales y el «más allá» de panteón faraónico. Por Juan Pedro Quiñonero.

  2. Roma: La ciencia según Leonardo

    Roma rinde homenaje a Leonardo da Vinci (1452-1519). Para conmemorar el 500 aniversario de la muerte del genio del Renacimiento, en las Escuderías del Quirinal, se ha inaugurado una extraordinaria exposición que presenta más de 200 obras, incluyendo dibujos, artefactos originales, prototipos históricos y manuscritos. Con el título Leonardo Da Vinci. La ciencia antes de la ciencia, la muestra, abierta hasta el 30 de junio, se divide en diez secciones muy densas para contextualizar al maestro toscano como hombre de pensamiento, ingeniero y humanista que se confronta con sus contemporáneos. Por Ángel Gómez Fuentes.

  3. Londres: Disparos de Diane Arbus

    Para los amantes de la fotografía, la cita en Londres para esta primavera es con una de las más reconocidas figuras de este arte, Diane Arbus. La Hayward Gallery de la capital británica propone, hasta el 6 de mayo, una exposición organizada por el MoMa de Nueva York que contará con cien de las mejores piezas de la fotógrafa norteamericana, que captó el alma de lugares y gentes en Times Square o Coney Island. Por Iván Alonso.

  4. La bulliciosa Viena de 1900

    Gustav Klimt revolucionaba la pintura mientras Sigmund Freud interpretaba los sueños y las últimas damas del Imperio Austro-Húngaro paseaban sus todavía aparatosos vestidos por el recién construido Ring. Conservadurismo estricto y modernidad palpitante convivieron en la Viena de 1900, a la que el Museo Leopold dedica esta exposición, engendrando la Modernidad. La muestra recrea el bullir intelectual de una ciudad en la que se encontraban los escritores Stefan Zweig y Karl Kraus; el luego Nobel de Física Erwin Schrödinger; los músicos Alma y Gustav Mahler; Bertha von Suttner, Nobel de la Paz en 1905; el filósofo Ludwig Wittgenstein; el compositor Arnold Schönberg; y los arquitectos Wagner y Loos. «Para mí era importante contextualizarlo todo para que esa época tan fructífera pueda presentarse de una forma apropiada, sensata y justa», explica Hans-Peter Wipplinger, director del museo, que presenta a la ciudad como el gran útero que gestó a la vez el psicoanálisis, la música atonal, la arquitectura funcional o la nueva novela, todo ello entre cafés, bailes y tertulias literarias. Por Rosalía Sánchez.

  5. El mejor arte portugués de hoy

    El Palacio de São Bento, residencia del primer ministro de Portugal, se convierte en un museo todos los fines de semana hasta el 30 de septiembre. La fabulosa colección del empresario António Cachola se ha instalado allí con algunos de los más destacados nombres del arte contemporáneo luso: de Juliao Sarmento a Helena Almeida, de Jorge Molder a Pedro Proença, de AnaMary Bilbao a VHILS, de José Pedro Croft a Rui Chafes. Con entrada gratuita de viernes a domingo. Por Francisco Chacón.