Una de las piezas de Sánchez-Ubiría
Una de las piezas de Sánchez-Ubiría
ARTE

Sanchez-Ubiría: África en femenino

Un sugerente recorrido por caminos poco transitados sobre la dimensión de la mujer dentro del continente africano a lo largo de los siglos, germen de la futura sede para la colección Sánchez-Ubiria en Madrid

Actualizado:

Aunque se trata de un sector minoritario, el coleccionismo de arte antiguo africano tiene destacados núcleos en España. Entre los más sobresalientes, el que han configurado Margarita Sánchez y Sebastián Ubiría, que además poseen un importante fondo de arte contemporáneo occidental. Ambos fueron recientemente puestos en diálogo en la muestra La idea en un signo (Centro de Arte de Alcobendas), donde Sergio Rubira planteaba una narrativa que recuperaba, no sin ironía, los discursos que trazaron relaciones entre el primitivismo y las primeras vanguardias.

En esta ocasión, la cita propone una lectura transversal de la colección Sánchez-Ubiría acerca de la dialéctica entre la presencia y la ausencia de la mujer en el arte antiguo producido en el África subsahariana. Para ello, Francisco de Santos ha establecido una lúcida cartografía que reflexiona no sólo acerca de los procesos de representación de la iconografía femenina, sino que también indaga en las implicaciones culturales, políticas, religiosas e históricas de esos procesos. El planteamiento de la cita rebasa los conceptos androcéntricos propios de la antropología clásica y abre la posibilidad de desentrañar los vínculos por medio de los cuales el género se entreteje con otras relaciones sociales.

El conjunto central de obras seleccionadas acoge distintas fases de la vida reproductiva de la mujer: en pareja, fértil, embarazada, madre y lactante. Pero la exposición también incorpora objetos de prestigio y elementos ornamentales de distinción, así como relicarios, máscaras o figuras mágicas que señalan una constante oscilación entre la exclusión y el predominio de lo femenino; un revelador grupo de obras que refleja cómo ellas participaban de diversos roles superpuestos e incluso paradójicos. La muestra no es sólo la puesta en escena de una magnífica colección -y de la futura sede para albergarla- sino también un sugerente recorrido por caminos poco transitados acerca de la dimensión de la mujer dentro del continente africano y a lo largo de los siglos.