Del Nueva York de Warhol al Madrid de la Movida, la Iberoamérica de Salgado o la cocina japonesa
Del Nueva York de Warhol al Madrid de la Movida, la Iberoamérica de Salgado o la cocina japonesa - David de las Heras
RECOMENDACIONES: ARTE Y CURIOSIDADES

El saber en un puño

El arte, la arquitectura o el diseño son un granero de títulos desde los que evadirse estas Navidades. El contrapunto lo ponen los libros de gastronomía, fotografía e ilustración

Actualizado:

Abrir un libro. Perderse en él. Recorrer sus páginas en busca de un sentido, como el que lee un mapa. Hay textos que se atreven a señalarnos un destino. Como «El mejor lugar para estar hoy», recopilado y editado por Sarah Baxter para GeoPlaneta (21,90 euros), que reserva a cada jornada del año el lugar perfecto al que entregarse. En el día en el que yo compongo este texto la autora insinúa que nuestro emplazamiento debería ser Jinja, en Uganda, para conocer el Nilo más bravío. Para cuando ustedes me lean, el sábado 19, deberíamos reencontrarnos en alguno de los mercadillos navideños de Núrenberg, en Alemania. Esta misma editorial nos propone «El mundo» (27,95 euros), la primera guía de viajes... Para todo el planeta. ¡Para todo el planeta! Los que amamos las listas –¡y Salamandra nos mima con las recopiladas por Shaun Usher en «Listas memorables» (29 euros)!– nos sentimos fascinados por este tipo de libros que sólo sirven para viajar desde el sofá de casa...

¡Pero vaya viajes los impulsados por la imaginación! Los itinerarios los llevamos apuntados. Los ponen Daniel Crouch y Susan Schulten en «Mapas: Explorando el mundo» (Phaidon, 50 euros). Un repaso a la historia de la cartografía (los más antiguos incluidos en el libro nos situarían algunas centurias despues de Cristo) hasta los más actuales, los digitales que mapean el universo; de los que indican cómo llegar a un destino a los que controlan actividades humanas. Y luego están los elaborados por artistas (Olafur Eliasson, Ai Weiwei)...

Como en casa

El planeta es asimismo analizado, desde un punto de vista arquitectónico, tomando como punto de partida la adaptación de la disciplina a las «temperaturas» del globo. Eso es «Hot to Cold» (Taschen, 40 euros). Su contenido es un alarde de los logros de la ingeniería, de los polos a los trópicos, para que en cualquier habitáculo nos sintamos siempre «como en casa».

Otro tipo de mapas nada desdeñables son los atlas de Historia. En este caso, lo destacable no son tanto los kilómetros andados como el tiempo transcurrido. «30.000 años de arte» arroja Phaidon (30 euros), que se dice pronto. El mayor acierto de este volumen que nos conduce casi en una línea sin fin de la Venus de Willendorf a la gran obra maestra que es la película de películas «The clock», de Christian Marclay, es situar formas artísticas distintas y distantes en el mismo plano, porque de forma simultánea se desarrollaban en diferentes puntos del planeta. Para los que reconozcan las obras y los estilos pero no manejen la «jerga» de los creadores, quizás venga mejor el «Diccionario visual de términos de arte», coordinado por Lorenzo de la Plaza, con textos de Adoración Morales (Cátedra, 27 euros). ¿O acaso ya sabe lo que es un antipendio, un mainel o una predela? Si así fuera: enhorabuena. Nunca está de más refrescar la memoria. Algo a lo que también nos invita, esta vez con la creación plástica española desde el final de la Guerra Civil hasta hoy, «Arte en España (1939-2015), ideas, prácticas, políticas» (Cátedra, 45 euros). La intención de sus promotores, los historiadores Jorge L. Marzo y Patricia Mayayo, no es generar un nuevo canon, sino llenar ciertos huecos y lagunas que suelen dejar de lado los discursos dominantes. Y así atender a las prácticas feministas, las expresiones contraculturales o el activismo social y político, que también escribieron importantes páginas en nuestro país.

Hay destinos que tienen nombre de artista: Sebastiao Salgado en Latinoamérica, Warhol en Nueva York, Miró en Barcelona

Son estos buenos momentos para regresar a los museos y hacer acopio de algunos de los catálogos editados en los últimos meses. Por ejemplo: el «Munch, Arquetipos», del Thyssen; «Bonnard» o «Koudelka», por quedarnos con un par de la Fundación Mapfre; el de Suso33, editado con motivo de su exposición en el CEART por La Fábrica, que también es responsable del de Jean Michel Basquiat en el Guggenheim o el dedicado a Joan Fontcuberta en la Sala Canal de Isabel II... Pero nos pararemos en aquellos que funcionan como auténticos libros de artista. Como el de Ignasi Aballí, de su muestra «Sin principio / Sin final», del Museo Reina Sofía (50 euros). De hecho, este catálogo contiene todos los de sus exposiciones anteriores. Descubran cómo. O «Man Jayen», de Cristina de Middel, para su exposición en el Museo Universidad de Navarra (Trama, 22 euros). Un canto a los territorios vírgenes que aún puedan quedar en el planeta. También «Cadáveres exquisitos», de Txuspo Poyo, libro autoeditado (con espléndidos compañeros de viaje como Dionisio Cañas, Glòria Picazo y Berta Sichel), en el que se recoge la obsesión del artista por intervenir durante década y media los obituarios de los períodicos (26 euros). Y ya que nos ponemos «ilustrados», «Cambio de luces» (Museo ABC, 25 euros), un recorrido por los mejores ilustradores españoles de los setenta seleccionados por Felipe Hernández Cava, los que, desde la disciplina, nos introdujeron en la regeneración democrática.

Sobre el terreno

Y hay destinos que tienen nombre de artista. Es el caso de Latinoamérica, terreno fértil de Sebastiao Salgado. «Otras Américas» (La Fábrica, 39 euros) es la edición en español de un volumen que contenía sus viajes por el continente, de 1977 a 1984, y que se agotó en apenas unos meses tras su publicación en los ochenta. O Nueva York. A la cabeza nos viene Andy Warhol. «Polaroids 1958-1987» (Taschen, 75 euros) constata en edición de lujo el artista «instantáneo» que fue, retratista de amigos, amantes, mecenas, famosos, desconocidos, paisajes y, por descontado, él mismo: cuesta creer que el volumen incluya aún imágenes inéditas. De un visionario: Instagram habría sido hoy su territorio. Asimismo, hablar de Barcelona es hacerlo de Dalí y Gaudí, pero también de Miró. Jean Marie del Moral se coló en su estudio para fotografiar todos esos objetos luego decisivos en sus obras. El resultado es un visual volumen aderezado con los recuerdos de Joan Punyet, el nieto del creador («El ojo de Miró». La Fábrica, 49 euros).

Dado que nos hemos introducido en los territorios de la fotografía, continuemos por esa senda. «The Gold Medals» (Lunwerg, 30 euros) reúne a los grandes premios internacionales del fotoperiodismo: de la instantánea que denunciaba la homofobia en Rusia de Mads Nissen en 2014 (premio World Press Photo), a las aportaciones, a lo largo de los años de Nick Ut (y su niña del napalm), Josef Koudelka... No por casualidad, uno de esos galardones es el Robert Capa Gold Medal. Coincidiendo con el 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial, La Fábrica recupera «Ligeramente desenfocado» (28 euros), las memorias del mejor fotógrafo de guerra de todos los tiempos, que se enriquecen con la publicación de la serie completa de instantáneas del desembarco de Normandía. Por estos pagos, recalamos en el viaje que el fotógrafo Burton Norton realizó por Europa junto a su ayudante W. G. Jones, en «esos días en los que la fotografía aún no estaba capacitada para mostrar un mundo que latía». Con estos barros compone un delicioso ensayo Eduardo Momeñe («Las fotografías de Burton Norton», AfterPhoto, 20 euros), autor de la exposición homónima que llevó hasta el Círculo de Bellas Artes. Y antes de abandonar este barco, mencionemos «La fotografía hoy», del especialista en la técnica Mark Durden, una estupenda compilación de los autores actuales más sobresalientes del género como sólo Phaidon sabe editar (65 euros).

Diseños que no se caen

Y subimos a la nave de la arquitectura y el diseño. «¿Por qué se caen los edificios?» se preguntan Matthys Leby y Mario Salvadori (Turner, 24 euros). La respuesta es un bello ensayo sobre los desastres arquitectónicos a lo largo de los siglos, una nueva Historia de la humanidad a través de grandes obras de la ingeniería. Asimismo, nueva monografía de Philip Jodidio para Taschen, esta vez de Shigeru Ban, Premio Pritzker 2014, el arquitecto con conciencia ecológica, muchas veces sin ser muy consciente de ello (40 euros). Que por algo son obras maestras edificios como su catedral de cartón en Christchurch (Nueva Zelanda) o la sede del Pompidou en Metz. Y sigamos sus pistas por España... Su nombre no podía faltar en el décimo volumen de «Architecture Now!» (Taschen, 30 euros), junto a los de otros 70 autores «cutting-edge» (Nouvel, Meier, Isozaki, los madrileños MTM...) y sus proyectos más punteros. Aunque reconozco debilidad por «Hágalo usted mismo», de Thomas Bärnthaler (Phaidon, 25 euros), con las claves para «copiar» las fórmulas de 50 artistas y diseñadores y replicar sus propuestas en casa. Sólo hace falta ser un poco mañoso o leerse antes «Piensa como un artista», lo ultimísimo de Will Gompertz (Taurus, 20 euros). Quién sabe si algunas de ellas pasarán a una edición futura de «Cuando el diseño es un arte», de Susie Hodge (Lunwerg, 12 euros), y las razones del éxito de 80 obras maestras (la de los lápices Faber-Castell no fue otra que la de su agarre, diferente al de sus competidores por su apuesta por las formas acanaladas).

Me quedo con esos catálogos que son libros de artista: Aballí, Cristina de Middel, Txuspo Poyo...

Hay destinos reconocibles por sus aromas. Japón es uno de ellos. «Tokio. Las recetas de culto» (Lunwerg, 24,50 euros) es la sabrosa propuesta de la chef Maori Murata. Aunque el abanico se abre en «Gusto. El gran libro de los alimentos», de Laura Rowe, un volumen en el que el diseño se funde con la gastronomía para sacar el máximo partido «gráfico» al interés por la cocina (Lunwerg, 21,50 euros).

Y levantamos los ojos, y lo dirigimos al cielo. El de Madrid ha sido fuente de inspiración de escritores (Mendicutti, Luisgé Martín...), artistas (Ouka Leele, Abel Azcona...), músicos (Aute, Algora...), y muchos más que, en «El cielo en movimiento» (Dos Bigotes, 22 euros), construyen su idea de ciudad.

Cerrar el libro. Aparcar el mapa. Reencontrarse.