LIBROS

Regreso al universo de James Baldwin

Con «El blues de Beale Street» la obra del escritor y activista por los derechos civiles regresa a las librerías después de tres décadas de silencio editorial

Actualizado:

Como todas las firmas que irrumpieron en los años sesenta y que hoy persisten como iconos de aquella década tan fecunda, James Baldwin (1924, EE.UU.; 1987, Francia) se procuró desde joven una buena leyenda. Se crió en las calles de Harlem al amparo de su padrastro, un predicador que lo intentó llevar por un camino que Baldwin vivió como «la época más terrible» de su vida. Era pobre, negro y homosexual en un país que se reservaba las mejores oportunidades para los blancos. «Dadas las condiciones de aquellos Estados Unidos, ser un escritor negro era imposible», dijo.

Con la muerte de su padre, cuando Baldwin tenía 19 años, se alejó de la Iglesia, se mudó al barrio bohemio de Manhattan y comenzó a escribir mientras encadenaba trabajos mal pagados. Hasta que con 24 años y cuarenta dólares en el bolsillo se marchó a París. «No sabía lo que me iba a ocurrir en Francia, pero sí sabía cuál era mi destino en Nueva York», declaró: «Iría a la cárcel, mataría a alguien o me asesinarían a mí».

En Francia descubrió «quién era, no lo que era». Allí se afianzó como un destacado activista por la igualdad racial, publicó artículos y escribió su primera y mejor novela, «Ve y dilo en la montaña». Baldwin narra los intentos de un adolescente de quitarse de encima el yugo de su padre, un predicador autoritario.

En «La habitación de Giovanni» el protagonista es un joven norteamericano que descubre su homosexualidad en París y en «Otro país» es Rufus Scott, un músico de jazz de Harlem, quien lidia con el inframundo en el que Baldwin se adentró durante los años que vivió en el Greenwich Village de Nueva York.

Estas dos novelas ya las publicó a su regreso a EE.UU., donde unió su voz a la de Luther King y otros líderes del movimiento por los derechos civiles. Pero el verdadero legado de Baldwin son sus ensayos. Si para la literatura carecía de la imaginación y el sentido de la estructura de los grandes autores, como articulista supo encarnar desde su experiencia personal el drama de su país.

Las obras más importantes de Baldwin fueron traducidas al español en los años setenta y ochenta, pero hoy cuesta encontrarlas en las librerías de viejo. Ni siquiera el tirón del documental « I Am Not Your Negro», que recupera sus reflexiones sobre la opresión racial, ha servido para que en estos tres años se hayan reeditado sus libros.

Solo la adaptación al cine de « El blues de Beale Street» ha animado a Literatura Random House a rescatar este libro que Baldwin escribió en 1974, con el que volvía a la novela después de seis años sin explorar este género. Aquí Baldwin escribe la experiencia de una joven afroamericana que se queda embarazada de otro negro al que encarcelan por una violación que no ha cometido.

En torno a esta historia de amor el autor explora las relaciones familiares de las clases más desfavorecidas y la impotencia ante un sistema policial y judicial racista. Publicado en el tramo final de su vida, el autor combina pasajes brillantes con escenas en los que naufraga por su mal oído. Ojalá este rescate sirva para que, esta vez sí, el mejor Baldwin regrese a las librerías.