Algunos de los materiales «emitidos» por Casa Sin Fin para la exposición «Don Dinero Dos», de Pedro G. Romero
Algunos de los materiales «emitidos» por Casa Sin Fin para la exposición «Don Dinero Dos», de Pedro G. Romero
ARTE

Pedro G. Romero y el «poderoso caballero»

Dinero, poder y hombre: tres caras de una misma moneda en otra entrega del «Archivo FX» de Pedro G. Romero

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Madre, yo al oro me humillo, / Él es mi amante y mi amado, / Pues de puro enamorado / Anda continuo amarillo. / Que pues doblón o sencillo / Hace todo cuanto quiero, / Poderoso caballero Es don Dinero...». Así empieza la famosa letrilla satírica escrita por Francisco de Quevedo en versos octosílabos, y publicada en 1603, en la que a lo largo de sus diez estrofas se repite una y otra vez su archiconocido estribillo «Poderoso caballero Es don Dinero…».

Desde finales de la década de los noventa del pasado siglo XX, Pedro G. Romero (Aracena, Huelva, 1964), sin duda uno de los autores conceptuales más singulares dentro del panorama artístico nacional, ha venido trabajando en un no menos singular afán taxonomizador con la recopilación y producción del denominado Archivo FX, un conjunto de imágenes y documentos audiovisuales vinculados de manera muy diversa a la acusada dimensión iconoclasta que ha acompañado a lo largo de la Historia a la política anticlerical en España.

Furor iconoclasta

Mediante la acumulación y presentación de muy distintos fondos documentales, que se acompañan de una gran profusión de textos contextualizadores, trata este autor de narrar -y explicar- las circunstancias históricas, políticas, sociales, ideológicas y económicas causantes de ese furor iconoclasta, estableciendo asimismo una relación con diferentes movimientos y artistas de vanguardia. De hecho, los fondos se clasifican por medio de los nombres de estilos, movimientos, revistas, artistas y obras que giran en torno a las llamadas vanguardias modernas, desde la Comuna de 1871 hasta hoy mismo; de Malévich a Rothko; de Dadá a los Situacionistas.

Ahora, Pedro G. Romero nos propone Don Dinero Dos. Con esta exposición en la sede madrileña de Casa Sin Fin (pudo verse una muestra muy similar recientemente en su espacio de Cáceres), establece una cierta recapitulación de intenciones a partir de diversos materiales pertenecientes a ese archivo -películas, pinturas, monedas, fotocopias, libros y discos en vinilo y CDs, entre otros-, coeditados en su mayoría por Casa Sin Fin y la editorial Periférica. Para su elaboración y puesta en escena ha recurrido a una serie de textos de autores como Walter Benjamin, en relación al capitalismo entendido como una religión, los escritos de Georges Bataille sobre «La moneda viviente» o, también, «La moneda viva», de Pierre Klossowski.

Un relato fragmentario e inteligente en torno a lo que yo llamaría la erótica-poética del dinero, centrándose fundamentalmente en torno al rico (si nos atenemos también a la profusa emisión de papel y moneda de curso legal…) y complejo período correspondiente a la España republicana de 1937. En suma, una demostración de la influencia y (omni)presencia de lo crematístico en el ámbito social, político, religioso y cultural. Dinero, poder y hombre: las 3 caras de una misma moneda…