«Selfie» de José Vallés para «Darán que Hablar»
«Selfie» de José Vallés para «Darán que Hablar» - N. M.
DARÁN QUE HABLAR

Nino Maza: «Me parece alucinante lo mezquino que puede ser el trato que se da a los artistas emergentes»

El arte le ha dado algún sobresalto. También buenas experiencias. Por eso ha ampliado sus tentáculos al ámbito del comisariado. Nino Maza (que nos acompañó en el estand de ABC en ARCO) no está dispuesto a aburrirse. Él da que hablar

MADRIDActualizado:

Nombre completo: Nino Maza. Lugar y fecha de nacimiento: Écija, Sevilla, 1978. Residencia actual: Madrid. Formación: Licenciado en Bellas Artes en la Universidad de Sevilla. Ocupación actual: Artista plástico y «freelancer».

Qué le interesa. Me interesan las diferentes visiones que pueden darse de una misma cosa. La visión poliédrica de la realidad. Las confrontaciones que plantean las diferentes concepciones del yo: el racional, el emocional y el sensorial. Y las que se plantean al actuar como individuo y como colectivo. Mi trabajo oscila entre lo analítico y lo aleatorio. A veces la idea supedita a la forma, y otras, el material supedita a lo conceptual. Para mí, es muy importante no aburrirme en el proceso creativo y de producción, por lo que suelo trabajar simultáneamente diferentes piezas de diferentes técnicas.

«Devoción, fe y represión»
«Devoción, fe y represión» - N. M.

De dónde viene. Desde 2012, he llevado a cabo exposiciones en diferentes galerías de Madrid como Factoría de Arte y Desarrollo, Kike Keller y Ciento y Pico. En 2014, gané junto a Celine Beslu el concurso Proyectos Nuevos Comisarios en la feria Room Art Fair, con el proyecto «HABITACIÓN 1.001=MI». En 2017 participé en la exposición «Rewind & Remaster» como comisario junto a Carmen González Castro y Javier Díaz Guardiola en la galería 6más1. Y este año he sido uno de los artistas invitados para intervenir el stand de ABC Cultural en ARCOmadrid 2018.

«Ideologías del deseo»
«Ideologías del deseo» - N. M.

Supo que se dedicaría al arte… Pues he tenido muchas idas y venidas con el mundo del arte: recuerdo tanto los momentos en los que decido dedicarme al arte, como en los que decido dejarlo porque no me queda otra. Son esos instantes en los que la ilusión se encuentra con la realidad y toca asumir tus posibilidades. En 2015 mi situación económica era muy precaria y me planteé muy seriamente dejar el arte. De ese momento de rabia e impotencia nació mi proyecto «Autosubvención», donde más de 20 artistas daban a conocer la situación en la que se encontraban a través de entrevistas. Aprendí mucho de todos mis compañeros.

«Perversión, lujuria y culminación»
«Perversión, lujuria y culminación» - N. M.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? No por cotidiano deja de ser raro el no cobrar por un trabajo. El dar contenido a espacios comerciales o institucionales y tener que asumir trasportes o exponer sin contrato de cesión de obra o seguro. El darte por pagado por la visibilidad que te ofrecen. El malvender tu trabajo por diferentes intereses... Hay que aprender a decir «NO» a las condiciones abusivas que existen en el sector. Me sigue pareciendo alucinante lo mezquino que puede llegar a ser el trato que se da a los artistas emergentes. 

«Polipolar» (2014)
«Polipolar» (2014) - N. M.

Su yo «virtual». Soy de la era pre-Google. Vivo la realidad virtual como un anexo a mi realidad y no como parte de ésta. Suelo desconectarme muy a menudo. Para mí, redes sociales como Facebook, Instagram o Vimeo son herramientas con las que mostrar mi trabajo y conocer a otros creadores y gestores culturales. Me aburre un poco la lucha de egos, chistes elocuentes y demás memes que promueve, pero hay que reconocerle su gracia.

Por otro lado internet es mi gran biblioteca, siempre ando buscando una imagen, un nuevo artista, material audiovisual que ver y descubriendo música. ¡Bendito invento! Cuento con una web propia que suelo actualizar con regularidad.

Dónde está cuando no hace arte. He comisariado un par de exposiciones y me ha encantado la experiencia. Es una actividad que me gustaría compaginar con la de artista. También trabajo como «freelancer» en proyectos audiovisuales, desempeñando diferentes funciones: director, arte y postproducción. En 2017 participé como director de arte en el proyecto «The Refuge», de María Molina, y dirigí junto a Pablo Sola el «fashion-film» «Las flores de mal» para la marca de moda Mellado.

Combinación de obras de Nino Maza y David Trullo en «Rewind & Remaster»
Combinación de obras de Nino Maza y David Trullo en «Rewind & Remaster» - N. M.

Le gustará si conoce a... En la época universitaria estaba obsesionado con Rebecca Horn y Joan Brossa, dos de mis grandes referentes. Empatizo mucho con el movimiento dadá y el arte conceptual. De mi generación, me decanto por las féminas: Ana Musma, María Sánchez, Carmen González Castro, Gema Rupérez, Olalla Gómez, Esther García Urquijo, Victoria Maldonado, Paloma de la Cruz, Andrea Hauering, Tamara Jacquin, Diana Larrea, Sonia Carballo...

«Sin título» (2012)
«Sin título» (2012) - N. M.

Qué se trae ahora entre manos. En la actualidad estoy desarrollando «Cápsulas de sensaciones», una investigación sobre las etapas por las que pasa un fenómeno periódico; sobre los ciclos, la repetición de los mismos y las posibles transformaciones que éstos sufren al repetirse en el tiempo. También estoy preparando «Generación S/T», un proyecto de comisariado junto a Teresa Arroyo y maquetando el catálogo de mi proyecto «Ideologías del deseo: el gran otro frente al espejo».

«Antropofagia 2» (2013)
«Antropofagia 2» (2013) - N. M.

Proyecto favorito hasta el momento. Me resulta difícil elegir una sola; cada pieza tiene un aprendizaje. Son peldaños de una escalera en construcción. Si hoy tengo que decantarme por una sería «Rest», una obra de 2014 donde hablo sobre el descanso. Consta de una casa de flecos negros y una lápida de metacrilato que funciona como hucha, donde leemos el epitafio «Kill our greed. Home in peace». Esta hucha se ofrece al espectador como un cepillo donde depositar limosnas. La intención es sacar el dinero de circulación y matarlo de forma simbólica, ya que nunca volverá a funcionar como moneda, convirtiéndose en material de construcción de una lápida de metal.

«Rest» (2014)
«Rest» (2014) - N. M.

¿Por qué tenemos que confiar en él? La confianza hay que ganársela. Yo seguiré trabajando y mostrando mis proyectos con la expectativa de seguir creciendo como artista. «You'd better work!».Y si de paso me gano vuestra confianza, pues bienvenido el buen gusto.

«Cápsula de sensaciones» (2018)
«Cápsula de sensaciones» (2018) - N. M.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Creo que hay buenas perspectivas con la bajada del IVA cultural. Espero que se reactive el sector del mercado del arte y las galerías se vuelvan locas a apostar por nuevos artistas. Me gustaría tener un año movidito, así que contad conmigo.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A cualquiera de las compañeras antes mencionadas. Ellas darán que hablar.

¿Cómo se definiría en un trazo?