Los mejores libros de viajes
Antonio Tabucchi, autor de «Viajes y otros viajes»
LIBROS

Los mejores libros de viajes

Viajar por el Danubio, como Magris, o sin billete de vuelta, como Tabucchi. De entre todos los destinos posibles, les proponemos una selección, entre clásicos y viajes de última hora

Actualizado:

«Estampas de Italia» (Charles Dickens)

«Cuando la Ciudad Eterna apareció por fin en la distancia parecía –casi temo escribir la palabra– ¡¡¡Londres!!!» Henry James y Virginia Woolf criticaron a Dickens por su sentimentalismo. Después de leer sus primeras impresiones de Roma, quizá habría que criticarle, además, su miopía. Bromas aparte, estos «apuntes italianos» no tienen desperdicio: iglesias ricas, misas que duermen y comentarios malévolos. Por ejemplo: «Si Pisa es la séptima maravilla del mundo en razón de su Torre, bien puede proclamarse, al menos, la segunda o la tercera en razón de sus mendigos». Gracias a libros como este, Dickens, doscientos años después de su nacimiento, sigue más vivo que nunca. Traducción de Jorge Cano y Celia Recarey. Nórdica. Madrid, 2012. 256 páginas, 19,50 euros.

«Colinas que arden, lagos de fuego» (Javier Reverte)

«Caminándola, se percibe mejor la esencia de África, que no es otra que la esencia misma de la palabra “aventura”.» Diez años después de publicar Los caminos perdidos de África, Javier Reverte regresa al continente negro. Un reencuentro con los paisajes del lago Turkana, en Kenia; con Chitambo, la aldea de Zambia donde murió David Livingstone y quedó enterrado su corazón; y con la gran literatura de viajes en lengua española. Plaza & Janés. Barcelona, 2012. 400 páginas, 21,90 euros. Libro electrónico: 14,99 euros.

«El corazón de las tinieblas» (Joseph Conrad)

Los seis meses que Joseph Conrad pasó en el Congo Belga inspiraron esta novela publicada por entregas en 1899 y en forma de libro en 1902. «Antes del Congo yo era un simple animal», confesó. Más que un viaje, fue un descenso al infierno: el de los excesos de la explotación y la colonización. Estremecedor relato sobre la brutalidad en un país devastado. Marlow en busca de Kurtz, el loco que propone civilizar a los nativos sin miramientos: «¡Exterminad a todas esas bestias!». ¡El horror, el horror! Prólogo de Araceli García Ríos. Traducción de Araceli García Ríos e Isabel Sánchez Araujo. Alianza. Madrid, 2012. 192 páginas, 8 euros.

«El Danubio» (Claudio Magris)

Ahora que el viejo continente, como el resto del mundo, está en crisis –no solo económica– y nos preguntamos qué es Europa, volvamos sobre los pasos que a mediados de los años ochenta dio Claudio Magris siguiendo el cauce del Danubio desde su nacimiento, en la Selva Negra, hasta su desembocadura, en el Mar Negro. Un río que cruza fronteras y que le sirve al autor para rescatar el sueño de una Europa unida en su diversidad. Anécdotas, pensamientos, impresiones e Historia se dan cita en este monumento a la cultura europea firmado por el Premio Luca de Tena 2012. Traducción de Joaquín Jordá. Anagrama. Barcelona, 2012. 384 páginas, 10,90 euros.

«La vuelta a Europa en avión» (Manuel Chaves Nogales)

«Uno se mete las manos en los bolsillos y se va.» Agosto de 1928. Manuel Chaves Nogales, redactor jefe del Heraldo de Madrid, se embarca rumbo a Bakú, en el Caspio. Le esperan Berlín, Leningrado, la Rusia bolchevique; también Ramón Casanellas, el asesino de Eduardo Dato, al que logrará entrevistar. El resultado, un reportaje sobre la Europa de entreguerras a cargo del que aseguran es el mejor periodista español de la Historia (con el permiso de Larra). Libros del Asteroide. Barcelona, 2012. 288 páginas, 18,95 euros.

«Viaje alrededor de mi habitación» (Xavier de Maistre)

«Sin salir de la puerta se conoce el mundo / Sin mirar por la ventana se ven los caminos del cielo / Cuanto más lejos se sale, menos se aprende», escribió Lao-Tsé. Algo parecido debió de pensar Xavier de Maistre. En 1790 fue arrestado por participar en un duelo. La pena, cuarenta y dos días de arresto domiciliario. En su casa empieza a fabular e inventa «un nuevo modo de viaje»: el viaje inmóvil por el «distrito» único de su habitación. Los cuadros de las paredes, los muebles y la cama son algunas de las escalas de esta rareza cargada de humor. Semblanza a cargo de Sainte-Beuve. Traducción de Puerto Anadón. Funambulista. Madrid, 2011. 176 páginas, 15 euros.

«Donde la eternidad envejece» (César Antonio Molina)

El viaje es algo efímero, pero los lugares que visita César Antonio Molina en el quinto volumen de sus «memorias de ficción» están repletos de eternidad. Los que vemos a través de la ventanilla de estas páginas son los que han fraguado nuestra cultura. Una miscelánea de referencias literarias, obras de arte, acontecimientos históricos, personajes y ciudades, de Madrid y León a Roma y Nápoles, de Capri a Manchester, de Estambul a Nueva York, en busca de las voces de quienes nos precedieron en el tiempo. Destino. Barcelona, 2012. 538 páginas, 23,90 euros. Libro electrónico: 16,99 euros.

«Estampas egipcias» (José Maria Eça de Queirós)

«Constantinopla es casi europea e imita a Viena. Damasco es exclusivamente siria. Alepo recuerda a Suiza. El Cairo, El Cairo es original, es sarracena.» Con el fin de redactar una serie de crónicas sobre la inauguración del Canal de Suez, la mayor obra de ingeniería de su época, Eça de Queirós viaja a Egipto en 1869. Aún no es el gran novelista portugués del siglo XIX: tiene veintitrés años. Sus Estampas egipcias son, sobre todo, un libro de amor a primera vista; también de fascinación. La historia de un embrujo. Traducción de Martín López-Vega. Impedimenta. Madrid, 2012. 180 páginas, 18,25 euros.

«Viajes y otros viajes» (Antonio Tabucchi)

Pisa, Florencia, París, el Madrid de Goya, Rumanía y los Cárpatos, Creta y Grecia, Portugal, Bombay, Australia: tantos son los destinos que desfilan por estas páginas que una sola vida no bastaría para recorrerlos todos. Antonio Tabucchi pudo hacerlo a lo largo de los años y de cada uno se llevó un recuerdo: lecturas, canciones, historias. Un viaje de viajes que la muerte, el pasado 25 de marzo, convirtió en el último del autor. Traducción de Carlos Gumpert. Anagrama. Barcelona, 2012. 267 páginas, 17,90 euros.

«Welcome to USA» (Willa Cather, William Faulkner, Leonard Michaels y O. Henry)

Curiosa propuesta de Nórdica, este estuche que incluye algunos de los mejores relatos de la literatura norteamericana: El caso de Paul, de Willa Cather; Miss Zilphia Gant, de William Faulkner; Luna de miel, de Leonard Michaels; El escondite de Black Bill y Una historia sin final, de O. Henry. Cinco formas de viajar a distintas latitudes de Estados Unidos: de Pennsylvania a Nueva York, del profundo Sur a las montañas Catskill, haciendo incluso un alto en la cárcel. Estupendo equipaje para un viaje de papel. Varios traductores. Nórdica. Madrid, 2012. Cuatro libros. 24 euros.

«Diario de una viajera durante la guerra» (George Sand)

«Esta magnífica puesta de sol quizás sea Francia ardiendo en el horizonte.» George Sand tiene sesenta y seis años cuando estalla la guerra entre Francia y Prusia. Vive en la localidad francesa de Nohant, lejos del campo de batalla, pero hasta su diario llegan noticias del frente. En compañía de su familia se trasladará hasta Creuse y La Châtre. Pequeños viajes durante los cuales su mirada lo capta todo: el drama nacional y el ritmo de la naturaleza, la sangre de los caídos y unos niños que juegan a fabricar fusiles con unas cañas. Prólogo de Laura Freixas. Traducción de Elisabeth Falomir Archambault. Libros de la Ballena. Madrid, 2012. 220 páginas, 14,90 euros.

«De España al Japón» (Luis de Oteyza)

Para alejarse de la dictadura de Primo de Rivera, el periodista y poeta Luis de Oteyza partió en los años veinte hacia Japón. Veinte mil kilómetros de recorrido: «Lo bastante, ¿no?» De escala en escala, nos cuenta lo que ve: el Canal de Suez, Ceilán, Sumatra, Singapur… Acompañándolo todo de comentarios mordaces: «¡Oh, si tuviera la suerte de pescar un naufragio! Desaparecería bajo las olas el pasaje… Los niños los primeros, y el primero de todos este ángel querido de su mamá, que se ha traído para distraerse un acordeoncito y lo está tocando ahora mismo a la puerta de mi camarote». Naufragio no hubo, no, pero ¿qué sería del niño? Ediciones del Viento. La Coruña, 2012. 253 páginas, 19,50 euros.