Una de las piezas de la exposición
Una de las piezas de la exposición
EXPOSICIÓN

Javi Al Cuadrado, la negación del clic

El artista madrileño indaga en las implicaciones de ese inmenso panóptico virtual que es Instagram

Actualizado:

Vivimos en una era hipervisual donde la imagen parece tener más valor que la realidad misma. Las redes sociales han multiplicado esta marejada de datos visuales y nos han dado la oportunidad de situarnos públicamente a través de un simple clic. Pero se trata de una relación tan rápida y tan poco mediada por la reflexión que cada «me gusta» suele convertirse en una mera afirmación de nuestro propio yo: de aquello que es compatible con nuestra mirada y nuestro pensamiento.

Como ya ocurriera con su serie #Unknown, el nuevo proyecto de Javi Al Cuadrado (Madrid, 1978) indaga en las implicaciones de ese inmenso panóptico virtual que es Instagram. A través de la apropiación de fotos extraídas del perfil de un desconocido, desarrolla un inventario de escenas donde el dibujo a bolígrafo actúa como antítesis de los filtros digitales. La trama resultante, de una densidad formal próxima al grabado tradicional, revela una minuciosa técnica que contrasta con un referente fotográfico regido por la velocidad y la inmediatez.

Javi Al Cuadrado se coloca más allá de la dicotomía entre la negación del clic y el «me gusta», sin duda insuficiente, para reflexionar sobre un modelo tecnológico de relación humana que ha transformado nuestra concepción de la intimidad. Y en esta búsqueda no sólo parece habitar la fascinación por el relato de una biografía ajena, sino también la necesidad de comprender su propia identidad como espectador y el alcance de los vínculos afectivos que establecemos con la alteridad virtual.