Alberto Giacometti, 1951. Fotografía de Gordon Parks
Alberto Giacometti, 1951. Fotografía de Gordon Parks
ARTE

Las grandes citas del 200 aniversario del Museo del Prado

La programación no sólo repasa los grandes hitos de la pinacoteca, sino que hace guiños al arte contemporáneo y asume su carácter «nacional» y, por ello, traspasa sus fronteras

Actualizado:

El conjunto de prolíficas actividades con las que El Prado inicia esta semana las conmemoraciones de su bicentenario se plantea entendiendo el museo como «un gran regalo que se ha dado a la nación española», asentado en cuatro puntos: de un lado, repasar los grandes hitos de la pinacoteca; incidir en el papel decisivo de la institución en la formación de generaciones de artistas (de ahí sus guiños al arte contemporáneo); asumir su carácter «nacional» y por ello, traspasar sus fronteras; y, por último, un deseo de conectar con todas las disciplinas y con todos los públicos (con atención, incluso, a sectores en riesgo de exclusión social). Estos serán sus grandes titulares.

Actuaciones en Villanueva

El Museo lleva meses adecentándose para llegar como un pincel a su cumpleaños. A las recientes aperturas de las salas del Tesoro del Delfín o las de pintura flamenca y holandesa se unirá en diciembre la renovada galería jónica norte con estatuaria clásica. Entonces, por primera vez en su Historia, todo el edificio estará dedicado a la exhibición. En pocos días la muestra «Prado 200» se dedicará a la Historia de su edificación, mientras se abrirá al público el «Gabinete de descanso de Fernando VII», esto es, el aspecto original de la sala 39 según el inventario de 1834, que albergaba la galería de retratos de la dinastía borbónica hasta esa fecha. En primavera, entre los fondos del museo se dispersarán obras de Giacometti, precisamente por ser éste uno de los pocos artistas contemporáneos que no lo visitaron nunca.

Obra de Fra Angelico

Temporales de excepción

«Museo del Prado 1819-2019» es solo la punta del iceberg de un programa de temporales que continuará en marzo con «Una pintura para una nación. “Los fusilamientos”, de Torrijos», acertado canto a la libertad. Pero atención además a «Confluencias», la puesta en común de dos realidades políticas que siempre se han querido leer divergentes, la del Siglo de Oro español y el holandés, y que hermanarán a Velázquez con Rembrandt o Vermeer en colaboración con el Rijksmuseum. El broche de oro llega de aquí a un año con «Solo la voluntad me sobra. Dibujos de Goya», por ser éste uno de los pilares de la institución, muestra tan esperada como la que a finales de mayo recreará el universo de Fra Angelico.

Entre todas las mujeres

Dos siglos le costó al Prado dedicarle una individual a una mujer: Fue en 2016 a Clara Peeters. El Museo quiere ahora que la racha continúe con el «duelo» que preprara de dos modelos dispares de creadora: Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana. Para la monográfica de ambas de octubre sus autorretratos dejarán un hueco en la colección, que será ocupado por dos obras de la creadora actual María Gimeno; un acto que servirá también para reivindicar el papel de la mujer artista, históricamente ocultado.

Prado itinerante

El Prado tiene claro que es un «museo nacional» y por eso favorece «De gira por España», esto es, el préstamo de una obra a cada una de las Comunidades Autónomas (también Ceuta y Melilla), para que sus ciudadanos disfruten de un bocado de sus conjuntos. Sin embargo, más morbo suscita desde ayer en CaixaFórum Barcelona «Velázquez y el Siglo de Oro», con obras del sevillano y otros maestros barrocos. Precisamente su ciudad natal será primera parada (desde el día 28) de «Arte y mito», revisión de la mitología desde los fondos de la pinacoteca.

Publicaciones

El Museo aprovecha 2019 para presentar los catálogos razonados de David Teniers (Teresa Posada) y Velázquez (Javier Portús) y poner en marcha una colección especial con motivo del bicentenario centrada en su Historia, sus colecciones y su edificio. Asimismo, «Retratos anónimos», con el magisterio de Luis Alberto de Cuenca, servirá para que 20 variopintos autores configuren la biografía ficticia de personajes desconocidos de cuadros de Goya o Tintoretto. Jaime García-Máiquez y Sento traducirán sus espacios a poesía y cómic, respectivamente.

Cine y Teatro

La pinacoteca se ha abierto este año al micromecenazgo, continuará y ampliará sus cátedras y congresos, y tenderá la mano al INAEM y el ICAA. El Teatro de la Zarzuela, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, la ONE, la Compañía Nacional de Danza o la Filmoteca aunarán esfuerzos para felicitar al centro. Atentos a sus programaciones.